Conforama Idea guardada 32 veces
La valoración media de 147 personas es: Excelente

¡No dejes para mañana el cambio de armario!

¡Lo sabemos! Hacer el cambio de armario da mucha pereza, pero es algo que conlleva la primavera y la llegada del buen tiempo, así que veámoslo como algo positivo. ¿Ya estás aburrida de verte con siempre con botas y jerséis? La temporada de los vestidos y los estampados coloridos está al llegar y, por eso, es el momento de preparar nuestros armarios. No dejes que el calor te pille con las sandalias guardadas en una caja olvidada del trastero.

Con una buena organización, esta tarea será mucho más fácil y tardarás la mitad de tiempo. Desde Conforama, queremos ayudarte a que tengas todo listo con unos prácticos consejos sobre cómo ordenar el armario. Además, te explicamos el paso a paso ideal para que el cambio de ropa sea un éxito.

Fuente: Conforma y Unsplash


Paso 1: vacía el armario

Antes de ponerte de lleno con el cambio de ropa, procura tener la cama y todas las superficies despejadas. Es lo aconsejable, ya que el primer paso será vaciar todo tu armario y dejar fuera la ropa de invierno. Por unos instantes el caos se apoderará de tu dormitorio, pero ¡tranquila! Te aseguramos que para lograr el orden, primero hay provocar el desorden. 

Es en este momento cuando tienes que aprovechar a hacer limpieza de tu ropa. ¿Has encontrado prendas que ni te acordabas de ellas o que ni te las has puesto en toda la temporada otoño-invierno? Pues es el momento de sacarlas, ya no solo de tu armario, sino de tu casa. Deshazte de todo lo que no te pongas y si todavía están en buen estado, puedes regalarlo o donarlo. ¿Te cuesta decidir? Este test te ayudará:

Paso 2: limpia en profundidad

Aprovecha que el armario está vacío y limpia hasta el último rincón, aunque no se note, también acumula polvo. Mezcla en un barreño agua caliente con jabón neutro, humedece un trapo y pásalo por todas las baldas, las puertas y la trasera. Si tu armario es de madera, puedes sustituir el jabón por vinagre. No te preocupes por el olor, porque desaparece en cuanto se evapora. 

También, es buen momento para renovar los sacos aromáticos, con lavanda por ejemplo, y conseguir que tu armario huela de maravilla. Otro truco es guardar pastillas de jabón entre los cajones para conseguir ese olor tan agradable a limpio. No olvides introducir repelente de polillas para evitar que hagan agujeros en la ropa. Aunque nunca hayas visto alguna, es muy fácil que también vivan en tu casa, sobre todo en primavera, que es la temporada de esplendor en los insectos. 

Fuente: Unsplash y Pixabay

Paso 3: ordena la ropa

Llega el último paso que a su vez se divide en dos: colgar la ropa de verano y guardar la de invierno. Lo más aconsejable es sacar todo lo de verano primero, porque ese espacio servirá para guardar lo de invierno. 

a) Guardar la ropa de invierno

La primera regla es que todo lo que guardes debe estar limpio, de esta forma estará listo para colocar en tu armario en el siguiente cambio. Para los jerséis y los complementos, como bufandas o gorros, lo mejor es que los dobles y los metas dentro de cajas para ropa. Así se mantendrán en buen estado todo el verano y podrás organizarlas de manera más fácil en el maletero del armario o en el canapé.

Para las colchas o las prendas con mucho volumen, lo mejor es utilizar bolsas en las que se vacía todo el aire con la aspiradora. ¡Ocupan la mitad de espacio! Lo ideal para los abrigos es tener otro armario y colgarlos con fundas. Puedes optar por poner un armario metálico extra en el trastero. Para los botines y las botas, utiliza cajas de plástico. Si no quieres que se deformen, introduce bolas de papel de periódico dentro de cada uno. 

Fuente: Conforama y freepik

 

b) Colocar lo de verano en el armario

Poco a poco irás viendo como el orden regresa de nuevo a tu dormitorio. Ya solo te queda lo divertido, ¡guardar la ropa de esta temporada! El primer consejo es que cuelgues todo lo que puedas. A no ser que la prenda pese mucho o que esta se pueda deformar, en una percha no se arrugará y lo encontrarás más rápido. Recomendación para una dosis extra de orden: procura que todas las perchas sean iguales y preferiblemente de madera.

Hay personas que prefieren ordenar la ropa por colores, porque les resulta más fácil para combinar, y otras que se organizan mejor si lo hacen por categorías, faldas por un lado, pantalones por otro... Esto solo depende de ti. Piensa en lo que sea más práctico en tu día a día.

En las baldas puedes utilizar cajas o cestas para poner en orden tus pañuelos o cinturones, por ejemplo. En los cajones, tienes la opción de poner organizadores para evitar que las prendas y los complementos se mezclen. Para los zapatos, nada mejor que guardarlos en baldas o zapateros. Con los bolsos ocurre lo mismo, si se amontonan se pueden deformar, lo mejor es dejarlos uno al lado del otro en una estantería como si fueran libros.

¡Estas imágenes te inspirarán!




Fuente: Conforama


¡No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy! Comienza el cambio de armario y adelántate al buen tiempo. Todas las soluciones de orden y almacenaje las encontrarás en Conforama. ¡Visita nuestras tiendas y disfruta de la primavera en casa!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos