Decoración

Mi casa es FENG Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

IKIGAI: El sentido de tu vida

"Cuando hacemos las cosas que verdaderamente nos gustan, estamos siguiendo la voz del corazón. En el momento de tomar decisiones, nuestro corazón nos indica el camino a seguir; nos otorga claridad, seguridad y fuerza de decisión. Por el contrario, cuando hacemos algo dándole la espalda, nos quedamos sin fuerza y energía. Si esto ocurre, nuestra decisión se convierte en una lucha y nos sentimos desgarrados por dentro, no estamos bien. Cuando nuestras acciones no están en consonancia con el corazón o estamos desconectados de este, es muy difícil afrontar el camino elegido con coraje", Bettina Lemke.


¿Te has sentido así alguna vez?. De repente sientes que tu vida no tiene sentido, todo se vuelve rutinario, te sientes perdid@, no le encuentras razón a tu vida... algo se te escapa...

El párrafo que he escrito resonó mucho en mí cuando leí el libro de esta autora, porque es exactamente lo que yo viví durante muchísimo tiempo.

El sentimiento de estar perdida es horroroso. Muchas personas dicen que este sentimiento es clave en la vida, que suele darse a una cierta edad o cuando te ocurre algo fortuito que hace que te replantees todo de nuevo. El origen de tu existencia en todos los sentidos te hace replantearte quién eres que se resumen en: Qué amas, qué es lo que te gusta, cuál es tu pasión, cuál es tu propósito...

El libro que te muestro hoy es uno de mis preferidos de todos los que hablan sobre el IKIGAI. Una palabra japonesa que significa: el sentido de la vida.
¿Quieres descubrir tu IKIGAI?



La palabra IKIGAI engloba varios significados. Pero, a mí personalmente me resuenan dos:

"Aquello por lo que merece la pena vivir".

"La sensación de estar vivo".



Esta mágica palabra me la enseñó mi Maestra de Gemoterapia en un momento dado en el que me encontraba con mucha revoltura, y puedo decirte, que no descubrí mi verdadero IKIGAI hasta cuatro años más tarde. Estaba, quizás escrito, que tenía que sentir lo que estaba viviendo por muy duro que fuese. Y sí, fueron cuatro años muy duros.

Pasado este tiempo, de repente esta palabra ha surgido con fuerza en el mundo occidental. Este mundo imparable que llevamos casi a cuestas, y que algo o alguien nos hace bajar de él para meditar y pensar de qué forma estamos llevando nuestra vida.

Si es esa la que siempre hemos querido llevar, o simplemente, seguimos la corriente, como todos...

De entre todos los libros que puedes encontrar (porque hay muchísimos), me gustó especialmente, Encuentra tu IKIGAI de Bettina Lemke.









La clave:

-> Te lo explica todo de forma muy amena. Te hace ir poco a poco y dando pasos a través de ejercicios con el fin de que encuentres de nuevo tu verdadera esencia. Digamos que hace un recorrido desde tu niñez hasta lo que eres hoy.

La persona que reconoce su IKIGAI se siente vivo y es optimista.

Es resilente, tiene fuerza interior y sabe para qué vive y en qué dirección desea orientar su vida.

Las Pautas:

Uno. Bettina va marcando las pautas para que encuentres tu IKIGAI de forma serena a través de ejercicios muy prácticos. La mayor parte de ellos se traducen en tus gustos, tus formas de actuar sobre ciertos temas, en lo que soñabas de niñ@, lo que te preocupa...

Dos. Digamos que te destripas sin darte cuenta. Además, lo bonito es hacerlo sin miedo y tomando conciencia de lo que escribes, porque te estás sincerando contigo mismo. No hay nada más bello como eso.

Tres. A medida que vas leyendo vas tomando nota de todo... hasta que llegas a un punto en el que puedes definir 4 puntos claves:

Lo que te gusta hacer

Lo que se te da bien

Aquello por lo que me pagan o me podrían pagar

Lo que necesita el mundo

Y no, no esperes poder saltarte capítulos y llegar hasta aquí tan fácilmente. Para conocer tu verdadero IKIGAI debes ser consciente de saber responder estos 4 puntos. Porque de ahí descubrirás con gran entusiasmo, cuál es:

TU PASIÓN

TU MISIÓN EN LA VIDA

TU VOCACIÓN

TU PROFESIÓN



Lo mejor de este libro:

Que una vuelves a encontrarte, actúas en consonancia. Y para eso tienes que ser valiente. Lo serás.

Al final del libro encontrarás un breve test que te ayudará a distinguir cuándo una ocupación está en consonancia con tu IKIGAI: tu sentido de vida. A mí esta parte me parece fabulosa porque he llegado a entenderme mejor. A saber diferenciar cuando algo es simplemente una molestia o cuando algo me sacude por dentro. A saber si merece la pena o no.

Sin duda, este libro tienes que leerlo. Y hacerlo muy despacio, y sin prisa.

"La práctica del IKIGAI es una cáscara de nuez"

Deseo de corazón que te RE-ENCUENTRES

Gracias por tus comentarios

Fuente: este post proviene de Mi casa es FENG, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Crea tu propio ALMArio

Dos semanas sin escribir, ¿cómo y por qué?. He estado revuelta. No sé si el motivo son los 40 que están a la vuelta de la esquina... pero estoy en modo reflexivo lo que impide inspirarme para poder es ...

Recomendamos