comunidades

Los cinco enanitos...

Carmen, vecina y amiga, nos confió sus banquitos de cocina, cinco en total. De buena madera y pequeño tamaño, se encontraban perfectos de estructura, pero necesitaban un poco de pintura que mejorara su aspecto.



Después de una profunda limpieza (al no encontrarse barnizados previamente, habían absorbido mucha grasa) y una ligera lija para igualar en lo posible la superficie, procedimos a pintar.



Fueron de lo más agradecidos; el color blanco roto elegido se adhería con suma facilidad.



Tras tres capas y dos de barniz, para asegurar su uso y disfrute en la cocina, quedaron así.



Conforme acabábamos un banquito, se lo subíamos a nuestra amiga, que no quería verse muy desaviada sin ellos, pues los usan a diario para comer. Por eso, solo hemos fotografiado los dos últimos.



Menos mal que Carmen ha tenido el detalle de enviarnos esta imagen de su cosecha, donde aparecen los cinco enanitos reunidos.



Y antes de despedirnos, queremos hacernos eco del octavo cumple blog del blog, Pumuky Manualidades, y que Pilar, su creadora, celebra con sorteo hasta el 22 de octubre... ¡Muchas felicidades, amiga!



¡FELIZ FIN DE SEMANA!

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Dos de siete...

¡Cuánto tiempo hacía que no nos encontrábamos nada interesante por la calle! Por eso nos han hecho tanta ilusión toparnos con estos 7 pequeños cajoncitos, pertenecientes a un mueble cuya estructura es ...

Una sorpresa para Julita

Una de nuestras Julias ha recibido una sorpresa. Se fue a la playa durante unos días, después de acabar satisfactoriamente sus exámenes, y merecía una satisfacción en este año tan inusual... Hemos apr ...

¡A regar tocan!

Durante mucho tiempo hemos estado trasladando las plantas que teníamos repartidas por la casa al fregadero, para su riego semanal. Sin embargo, cada vez teníamos más vegetales y éstos, gracias a Dios, ...

Pequeño, pero indispensable...

Hoy os enseñamos un antes y después muy sencillito, pero que teníamos pendiente. Se trata de un pequeño espejo que, en su origen, se apoyaba igual que un marco de fotos. Esa pieza, la que lo mantenía ...

Recomendamos