Decoración

Retro y con Encanto Idea guardada 4 veces
La valoración media de 27 personas es: Muy buena

Macetas entre telas...

En una de nuestras casas, los garbanzos que gustan son los muy pequeñitos, llamados pedrosillanos. Y éstos, salvo que se compren a granel, suelen venir despachados en bolsas de tela de un kilo. Sí, sí, de tela, lo que impide que las tiremos una vez terminadas, porque, ¿cómo vamos a deshacernos de tan preciado material? A saber qué avío pueden darnos en un futuro, o qué inspiración nos llegará para usarlo... Y con este razonamiento, ya tenemos tantas unidades como para hacer una colcha... (Umm, aquí una posibilidad a tener en cuenta...) Colchas aparte, lo cierto es que fue uno de estos saquitos el que nos sacó de un apuro con el jacinto de nuestra foto.. El "muchacho" se ha puesto a crecer de tal forma, que el tallo no tiene fuerzas suficientes para sujetar las flores, y se cae completamente hacia un lado. Siendo necesario apoyarlo en algún sitio para su lucimiento, esta pequeña estantería con pared al fondo fue la solución, Y como complemento ideal, nuestra bolsita de garbanzos aísla la madera de la humedad de la planta, a la vez que decora. ¡Y encima es tendencia!





Foto



Foto


Foto


Foto


Foto
¿Tenéis alguna maceta entre telas? Nosotras no hemos hecho más que empezar...

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Funcionalidad y belleza

En casa de una de nosotras se usan a diario servilletas de tela... Fue así desde el inicio de su vida de casada y nunca se planteó otra posibilidad... Lo cierto es que supone un trabajo extra, pues no ...

Restauración de un mueble antiguo

Mª José quería que transformáramos con color la apariencia de este auxiliar, de mediano tamaño, y que encaja muy bien en el dormitorio de su hija Carmen. Nos avisó de que el mueble tenía algunos aguj ...

Vestir la mesa

La tía de una de nosotras, fallecida no hace mucho y con los ochenta años cumplidos, tenía una mano maravillosa para las labores. La señora era licenciada en químicas, trabaja impartiendo clases de es ...

Historias con sacos...

Hace tiempo leímos una historia, creemos en algún blog, que se nos quedó grabada por emocionante. Resulta que durante la gran depresión americana, allá por 1930, ahorrar y reutilizar se convirtió, por ...

Recomendamos