comunidades

Peldaño decorativo...

¿Os hemos contado alguna vez que tenemos un poquito de claustrofobia? Una más que otra, desde luego, pero hay algo que ambas tratamos de evitar a toda costa, y son lo ascensores; tan solo accedemos a usarlos, acompañadas, y por una causa casi de fuerza mayor. El último mueble que tuvimos que recoger de un sexto piso fue todo un desafío... Desafió que al final solucionamos pidiéndole a un electricista que andaba arreglando algo en la planta, nos hiciera el favor de bajar el escritorio por el montacargas. Otras veces, que también se ha dado el caso, mesillas, sillas, espejos... viajan solos y a sus anchas en elevadores, tras pulsar nosotras, desde fuera, el piso correspondiente. Os imaginareis que, en todos estos casos, las "mendas lerendas" vamos subiendo o bajando escaleras a velocidad de vértigo, para llegar al destino a la vez que el buen samaritano o el mobiliario en cuestión... Total, que de peldaños sabemos un rato pero, bienvenidos sean, si son por cuestiones decorativas...





Foto



Foto


Foto



Foto
Contadnos, ¿tenéis algún temor o limitación de este tipo?

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡Cuánto tiempo hacía que no nos encontrábamos nada interesante por la calle! Por eso nos han hecho tanta ilusión toparnos con estos 7 pequeños cajoncitos, pertenecientes a un mueble cuya estructura es ...

Una de nuestras Julias ha recibido una sorpresa. Se fue a la playa durante unos días, después de acabar satisfactoriamente sus exámenes, y merecía una satisfacción en este año tan inusual... Hemos apr ...

Durante mucho tiempo hemos estado trasladando las plantas que teníamos repartidas por la casa al fregadero, para su riego semanal. Sin embargo, cada vez teníamos más vegetales y éstos, gracias a Dios, ...

Hoy os enseñamos un antes y después muy sencillito, pero que teníamos pendiente. Se trata de un pequeño espejo que, en su origen, se apoyaba igual que un marco de fotos. Esa pieza, la que lo mantenía ...

Recomendamos