comunidades

Una casa donde el microcemento se vende solo



Los que habitualmente leéis este blog, ya habréis notado lo fan que soy del microcemento. Es limpio, se instala en tiempo récord y lo mejor, se puede aplicar (casi) sobre cualquier superficie horizontal o vertical. A la vez, supongo que también os habréis percatado de que siempre abogo por conservar todo lo que se pueda de un piso con solera. Solo así puedes vaciar la casa y seguir viendo belleza entre sus muros.

Pues bien, hojeando ediciones pasadas de Nuevo Estilo, di con este piso en Madrid, ideado por la interiorista María Querencia, que mezcla sabiamente mis dos debilidades. ¿El resultado? Una bonita actualización del pasado. ¿Quieres verlo?

Ni todo nuevo, ni todo viejo. Las butacas y el sofá proceden de mercadillos y anticuarios y se funden con detalles dorados procedentes de tiendas más habituales como Zara Home


La interiorista rediseñó los espacios ampliándolos, pues la casa, que data de 1910, estaba muy compartimentada. Las contraventanas, los pilares y las alturas se han mantenido para jugar al contraste con un uso profuso del microcemento, el cual se ha aplicado en cada centímetro de suelo y pared. Y es que este no es un piso al uso, sino un showroom de la empresa Homecret.

Rosa y dorado es una combinación muy sofisticada, sobre todo cuando intervienen texturas como el metal y el terciopelo.


En el comedor, un plano de microcemento gris antracita centra un expositor como si se tratase de un mueble platero (una idea buenísima cuando el espacio es un problema)


Si te fijas en las fotos, entenderás por qué el microcemento levanta pasiones, y es que es un material resistente y duradero que sin embargo no pesa visualmente. Puede que sea por su falta de juntas de dilatación (el microcemento apenas supera los 3mm de espesor) o por esa apariencia de «aguas» que le aporta textura y luz. La gran variedad de tonos disponible es también otra de las claves de su versatilidad. Aquí, por ejemplo, se han combinado distintos tonos neutros como el gris y el color trigo en paredes, dejando el suelo blanco. Armonioso y muy natural.

Las vigas de madera originales de la vivienda se dejaron a la vista, algo que añade carácter a esta vivienda.


La fotografía es otro elemento a tener en cuenta si deseas que tu casa resulte más fresca y actual, con la ventaja de que suele ser más accesible que la pintura. Si te decides a imprimirla sobre un soporte de cristal, resultará todavía más liviana y luminosa. Mira abajo los cuadros de piscinas de la conocida fotógrafa María Svarbova: reflejan la luz que entra por la ventana como si de un espejo se tratase. Todos los cuadros se han adquirido en YellowKorner, que dispone de ediciones limitadas.

Al no tener juntas, el microcemento queda perfecto en encimeras y antepechos, integrando incluso la pila de fregar


¿Y qué me dices del toque romántico de este dormitorio? Combina colores fuertes con toques fresa y rosa suave, justo el contrapunto que necesita toda esta base neutra. Algunos detalles clásicos como el cabecero de capitoné o la silla isabelina juegan al despiste con la lámpara que tan en boga está hoy en día.

No es habitual ver microcemento en un dormitorio, pero está claro que funciona igual de bien


Vista del cuarto de baño desde el dormitorio. No me preguntes por la puerta del baño. Da la impresión de que el biombo funciona como tal (mmmm … tendría mucho que decir sobre esto )


Un baño precioso. Sorprende la pared de fibra de vidrio con estampado floral que se encarga de suavizar las líneas rectas de la bañera, ducha y lavabo realizados, por supuesto, en microcemento.


¿Qué te ha parecido la casa? ¿Vivirías en ella a pesar de estar forrada con microcemento, o eso te echa para atrás? Anda, cuéntame!!

Fuente: Nuevo Estilo Realización: Mercedes Díaz de Rábago. Fotos: Pablo Sarabia

Fuente: este post proviene de Decoralinks, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Colgar cuadros en la pared no parece tener gran misterio y, sin embargo, lo habitual es que acabe siendo una patata caliente. Si eres de los que ha probado a colgar el cuadro a 2/3 del suelo, 1/6 del ...

Etiquetas: Sin categoría

Recomendamos