Decoración

Alquimia Idea guardada 9 veces
La valoración media de 16 personas es: Muy buena

Así fue el proceso de nuestra cocina



Cuando la semana pasado os enseñábamos nuestra nueva cocina, dudábamos si incluir también las fotografías del proceso que tuvimos que hacer para dejarla tal y como quedó, pero al final, al ver que el post se extendía muchísimo, decidimos dejarlo para más adelante.

Así que hoy, para empezar la semana, hemos creído conveniente enseñaros por todo lo que pasamos por si al final, alguien se anima a hacerse la suya o simplemente, para que conozcáis más detalles de todo lo que se esconde detrás de una fotografía bonita.

Fueron meses de polvo, desorden, caos sin encontrar nada etc.. pero como habéis podido ver, al final ha merecido la pena pasar por todo eso.

En un principio no creíamos que iba a costar tanto, pero tomar unas buenas decisiones no siempre es fácil, ya que la idea inicial era que se integrara completamente en la decoración pasando casi inadvertida, y no tenerla que reformar al cabo de unos años porque se viera obsoleta o anticuada. Podría haber costado menos, si, pero como siempre os digo, hay que comprar con cabeza, y nada de seguir guías que te digan como tienes que decorar, sino que simplemente, cada casa es un mundo y se tiene que adaptar la decoración a ese espacio. Ayudan, sí, pero la última palabra siempre la tenemos que tener nosotros y decidir que colocamos o que no en casa.

Ahora cuando lo pensamos fríamente, si hubiéramos seguido la intuición del principio la cocina sería super diferente, muebles brillantes, baldosas brillantes, campana extractora blanca de cristal, grifo negro... no se, ahora creo que nos hubiéramos arrepentido de comprar todo aquello.

En fin, en casa podemos decir que tenemos una cocina que nos encanta, y que el resultado ha sido cien por cien el esperado, así que aquí estamos, contándoos la aventura por la que tuvimos que pasar hasta llegar aquí. Os dejamos con las fotografías!

En un principio, nuestra cocina era un dormitorio, tenía todo lo que un dormitorio tiene, enchufes en el cabezal, armario empotrado etc.. y como no, una pared que separaba estancias por la cual pasaban los cables de la luz. Así que lo primero que hicimos fue derribar esa pared para poder tener ese concepto de espacio abierto que queríamos, ya que la habitación era pequeñita y por si sola no tenía suficiente luz natural.





Una vez tuvimos toda la pared tirada, recogimos los escombros, los limpiamos y ahora tocaba más o menos, marcar con cinta donde tenía que ir todo para saber las medidas y más o menos la distribución que se quedaría, como veis, nada que ver la distribución con lo que acabo siendo, ya que la nevera al principio iba al lado del fregadero y donde está la mesa iba una isla, pero al final desistimos de esa distribución porque quitaba mucho espacio visual.


Ahora nos quedaba ese gran armario empotrado que en su día se hizo a medida, pero que, en un principio queríamos dejarlo y al final vimos que sería mejor deshacernos de el para que así entrara mucha más luz, y pudiéramos aprovechar mejor el espacio. Tuvimos que quitar las puertas y eliminar los escombros de nuevo.




La antigua ventana que teníamos en el dormitorio también la tuvimos que cambiar por una nueva, ya que por esa, entraba mucho frío y sonido de la calle, así que pusimos una nueva. Cambiarla fue una aventura, pero al final pudimos con ello.


Cuando tiramos el armario, descubrimos unas grietas en la pared del interior, así que lo que hicimos fue sanear la pared, abrir las grietas un poco más y rellenarlas para que no volvieran a salir más. Es una casa muy antigua pero con un poco de amor y cariño, va quedando como nueva!




Después, tapamos y lijamos!


Ahora tocaba encargarse de la parte frontal de la cocina, había que mirar donde iban los enchufes, marcarlo y pasar los cables. Para esto nos ayudó mi suegro, que está hecho un manitas ya que ha sido albañil toda la vida, y la verdad nos fue genial!.






Una vez pasados los tubos y los cables, tapamos y picamos la pared para colocar las baldosas. Como veis, al principio solo iban a ir hasta la mitad de pared, pero al final decidimos subirlas hasta arriba ya que la idea nos convenció más.


Y como más o menos del polvo grande ya estábamos, nos pusimos a colocar el suelo, ¿os acordáis que os enseñábamos como lo pintábamos?






Una vez todo listo y seco, volvimos a la carga, así que para imaginarnos como iban a quedar las baldosas en la pared, decidimos marcarlas con un lápiz para hacernos a la idea. Nos daba miedo que si eran muy pequeñas quedara el efecto de cuadrícula y si eran muy grandes quedaran mal, así que al final nos decidimos por las medianas, las de 15x15 cm.


Una vez marcado, colocamos los muebles delante para hacernos una idea. Como veis, hay que tener un poco de imaginación porque la verdad no es nada fácil imaginarse una pared bonita en medio de tanto caos, pero nos sirvió!.


Y por fin colocamos las baldosas. Queríamos ver el efecto que hacían con el rejuntado negro, al principio nos gustaba pero pensándolo bien, sabíamos que nos iba a cansar muy rápido así que al final rejuntamos en blanco.




Como veis el cambio es espectacular!. Y ya solo nos quedaba colocar la encimera, los muebles y los accesorios de la cocina, así que nos pusimos a ello, y finalmente, llegó la parte que más ganas teníamos de hacer y era la de inclinar el techo para empotrar las luces.


Así que al final nos decidimos a hacerlo con pladur, y poco a poco, igual que hicimos con nuestro taller, fuimos tapando el techo y dándole ese aire de inclinación. Aunque no se si en las fotografías se ve muy bien esa parte.




Y listo!, solo quedaba rejuntar y pintar. Como veis, había desorden por todos los lados, y casi era imposible sacar una foto digna, pero oye, la realidad de las reformas en las que se vive mientras se trabaja es esa, polvo, desorden etc.. pero como os digo, al final ha merecido la pena.





Y eso es todo por lo que tuvimos que pasar!, parece fácil porque aquí en menos de cinco minutos os lo hemos enseñado todo pero en realidad, estuvimos mucho tiempo hasta que no lo teníamos todo terminado y bien arreglado, pero ahora estamos encantadísimos con el resultado y volveríamos a pasar por eso una y otra vez, aunque bueno... las reformas todavía no se ha terminado!, ya os iremos contando!!!.

Por cierto!, en cuanto lo tenga editado, os subiré un vídeo super chulo que hicimos para que lo veáis!.

Que os parece

¿Os imaginabais que había que pasar por todo eso?

Fuente: este post proviene de Alquimia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Nueva mesita-taburete en casa!

¿Que tal gente?, cuanto tiempo desaparecidos por aquí, pero la verdad es que estamos metidos de lleno en otro proyecto ( ya os contaré más adelante porque no tiene nada que ver con el blog) y la verda ...

Así fue el proceso de nuestra cocina

Cuando la semana pasado os enseñábamos nuestra nueva cocina, dudábamos si incluir también las fotografías del proceso que tuvimos que hacer para dejarla tal y como quedó, pero al final, al ver que el ...

Una cocina blanca y nórdica

¿Que tal gente? Por fin, después de mucho tiempo esperando ya os podemos enseñar nuestra nueva cocina!, estamos super encantados con ella y espero que os guste tanto como a nosotros. Y aunque supongo ...

Etiquetas: Nuestra casa

Recomendamos