https://www.alasdiezencasa.com Idea guardada 2 veces
La valoración media de 4 personas es: Excelente

Combinar texturas, diseños y colores

Ahora quiero que hagáis memoria y penséis en las veces que os habéis encontrado delante de un escaparate viendo unos cojines bonitos, una papel alucinante o un mueble con una madera que solamente mirarla ya te dice que es de buena calidad.

Acto seguido surgen las dudas: ¿irá bien con los cojines? ¿Hará juego con la colcha? ¿Me encajará con el resto de mobiliario?

Es normal. A todos nos pasa. Y es que saber cómo combinar texturas y diseños no siempre es fácil, necesitamos unos pequeños conocimientos que espero que con este artículo, resuelvan las dudas que muy a menudo tenemos o al menos alguna de ellas.

La textura es una cualidad específica de una superficie que se percibe a través de la vista o del tacto. Le afecta la luz, la escala, la distancia visual y el contraste. Los nombres de las texturas pueden ser fácilmente imaginables. Acero, cachemir, madera, cerámica, cuerda…algunas se pueden combinar mejor que otras.

Respecto a la combinación de texturas, lo ideal, y es lo que hacen la mayoría de decoradores y diseñadores es recoger muestras de todas para buscar la mejor combinación y contraste. Las texturas como los colores pueden acentuar un espacio, a veces no nos damos cuenta y basta un detalle para observar lo bien que combina: por ejemplo, un abrigo de terciopelo sobre una silla de mimbre o una cesta o una maceta en el suelo. Prueba de hacerlo con materiales similares que ya tengas en tu propia casa o bien compra pequeñas muestras en grandes almacenes dedicados al bricolaje. U obsérvalas en cualquier tienda de decoración.

Otro detalle para saber si una textura puede quedar bien o mal según la luz natural que tengamos, es la observación de las superficies versus la luz. Las superficies suaves y brillantes reflejan la luz con intensidad, las semiásperas reflejan la luz de forma irregular y las ásperas generan sombras de diferente intensidad.

La escala de una textura tiene que ser de acuerdo a la estancia. En una habitación pequeña no debe ponerse un estampado demasiado grande y viceversa. Por otro lado, la combinación de estampados crea contraste y personalidad a un ambiente.

Fuente: pinterest


Respecto a la combinación de diseños, en ocasiones a las personas nos da miedo combinar los diferentes estampados. Como siempre, es una cuestión de sensibilidad y entrenamiento de la vista, es importante estudiar los diferentes elementos y colores que contienen el espacio para elegir mejor el diseño: un cuadro, los muebles, los libros de las estanterías…para que el diseño o diseños elegidos no desentonen, el tono, la escala y las proporciones deben ser las adecuadas.
Para combinar bien, hay que seguir unas pequeñas reglas, por ejemplo, elegir primero un diseño a gran escala dentro del mismo espacio y luego elegir otro de pequeña escala, de colores similares, que no se desentonen o bien escoger diferentes diseños a igual escala y que se unan por el color o colores que contrasten. Si las cortinas tienen un gran estampado, ya no podrás escoger grandes estampados en alfombras y cojines porque desentonarán.
La fotografía que muestro es un ejemplo claro de dos colores que van muy bien, y que se pueden combinar con otras texturas y diseños diferentes, el único nexo de unión son los colores que hemos decidido combinar. Con este ejemplo, te quiero dar a entender que mientras que los colores combinen, la combinación de diseños y texturas es posible.
Fuente: pinterest
Y es que no solamente las texturas y diseños son decorativos, los colores pueden cambiar radicalmente una estancia, y no me refiero específicamente a la pintura que también, sino en la combinación de colores en telas y tapicerías.

Si te fijas en el círculo cromático tienes claros ejemplos de cómo combinar colores para que sea todo un acierto.

Autora: Alicia Jiménez

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas:

Recomendamos