Decoora Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cómo elegir la ropa de cuna

Ropa de cuna


Con la llegada de un bebé a nuestro hogar tenemos que tener en cuenta cada pequeño detalle a la hora de preparar su cuarto. Una de las cosas que tendremos que comprar es la ropa de cuna. En la actualidad encontramos mucha variedad en cuanto a tejidos y diseños si deseamos vestir la cuna del pequeño cuanto antes.

Vamos a ver cómo elegir la ropa de cuna para el bebé y todo lo que tenemos que comprar en este caso. Cuando tengamos la lista completa solamente tendremos que elegir entre los cientos de bonitos diseños que hay disponibles en las tiendas, con colores y motivos estampados.

Qué necesita el bebé en su cuna

Ropa de cuna


A la hora de elegir la ropa de cuna para el bebé debemos hacer una simple lista con todo aquello que necesitamos. Una cuna se viste con una sábana bajera, que puede ser ajustable o no. Puede tener mantas, colcha, edredón o funda nórdica para que el bebé no pase frío. Por último, hay una parte importante que es la chichonera o protectores de cuna, que se colocan en los laterales para que el bebé no pueda hacerse ningún daño con la cuna.

Cómo elegir todos los elementos

Ropa de cuna


La sábana bajera es uno de los elementos más importantes porque el bebé se encontrará durmiendo sobre ella. Suelen comprarse las ajustables, ya que estas se mueven menos y no producen arrugas. Esto es importante porque una sencilla arruga puede producirle molestias al pequeño a la hora de dormir e incluso problemas en la piel, ya que está tumbado de forma prolongada. En este sentido debemos asegurarnos siempre de que compramos una sábana del tamaño justo, que se adapta bien, no se suelta y no produce arrugas. La textura debe ser suave al tacto para que el bebé duerma de forma más confortable. Si tenemos una funda de almohada podemos colocarla en la zona superior bien estirada para cambiarla más a menudo.

Las mantas no siempre se utilizan, aunque son un elemento clásico. Deben ser ligeras y del tamaño perfecto para que no les resulten molestas o tapen de todo al niño impidiéndole respirar bien. Hoy en día también hay sábanas de seguridad para poner antes de las mantas, de forma que el bebé nunca se quede destapado durante la noche.

Ropa de cuna


El edredón o nórdico e incluso el saco son opciones más habituales hoy en día. Son ligeros y producen mucho calor, por lo que el bebé se encontrará muy a gusto con estos textiles en su cama. Lo bueno de las fundas nórdicas es que las podemos lavar de forma más sencilla y con más frecuencia que las mantas, de ahí que sean más utilizadas. Los sacos nórdicos se unen con una cremallera a la sábana y son otra manera de arropar de forma permanente a esos niños que se mueven demasiado.

La chichonera se pone en la parte superior de la cuna y es un elemento que protege su cabeza de los golpes. Esta zona se fija a la cuna con lazos o con botones, aunque en el caso de los botones siempre debemos tener cuidado de que no se desprendan de ahí que sean mucho más habituales los lazos. Si se suelta un botón el niño podría tragarlo, por lo que es mejor la última opción.

Consejos para vestir la cuna

Ropa de cuna


A la hora de vestir la cuna es mejor buscar la sencillez. Es importante que el niño se encuentre tranquilo y confortable, por lo que menos es más. Evita añadir peluches o muchos elementos que puedan molestarle. Ten siempre en cuenta aquello que pueda soltarse o a lo que pueda tener acceso el niño para evitar problemas. Botones o cremalleras deben estar siempre lejos del bebé.

Si lavas la ropa de cuna debe ser con productos que sean suaves, ya que la piel del bebé es muy sensible. Es habitual que puedan llegar a tener reacciones alérgicas o irritaciones si la ropa de cuna se lava con productos agresivos para su piel. Es mejor tener una sábana superior y funda nórdica para poder lavar todo de forma fácil y con más frecuencia. Repasa cada día la cuna para ver si hay arrugas o manchas, ya que la higiene y la comodidad van a ser imprescindibles para que el niño duerma bien.

Ropa de cuna colorida


En cuanto a los diseños, podemos elegir algo sencillo, ya que tendremos que tener varios juegos de sábanas y varias mantas. Si elegimos tonos neutros podremos combinarlos de forma más fácil que si nos centramos en estampados llenos de colorido. Elige uno o dos tonos como mucho para decorar el cuarto del bebé y dedícate a ellos cuando busques la ropa de cama. Puede que te sientas atraída por otros diseños pero debes pensar en cómo quedará el conjunto junto con el resto de la habitación.

El artículo ha sido originalmente publicado en Decoora.

Fuente: este post proviene de Decoora, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Decorar con una mesa de comedor de madera

Los muebles de madera son ideales para cualquier casa, puesto que se adaptan a todos los estilos y estamos hablando de un material que es sólido y cálido a la vez. En la zona del comedor debemos elegi ...

Cómo interpretar los planos de tu vivienda

¿Estas pensando en comprar una vivienda para comenzar una nueva etapa de tu vida? La compra de una casa es una decisión importante y escoger la adecuada implica tiempo y dedicación. Durante este proc ...

Decorar con persianas venecianas de madera

Disfrutar de intimidad en el hogar es algo fundamental y por eso se inventaron las persianas, pero en la actualidad contamos con un gran número de modelos a la hora de elegir este detalle para las ven ...

Recomendamos