Vivienda Saludable Idea guardada 10 veces
La valoración media de 31 personas es: Muy buena

''Dime qué estilo te gusta y te diré cómo es tu baño ideal''



El cuarto de baño es una de las estancias de la casa que más nos cuesta limpiar, decorar y, en definitiva, sacar partido. ¿Por qué será? El hecho de que ocupemos este ambiente para funciones muy concretas y que pasemos la mayor parte de nuestro tiempo en casa, en otras estancias como pueden ser el salón, nuestra habitación o la cocina, hacen que releguemos a un injusto último puesto al cuarto de baño. Pero, ¿qué ocurre cuando, además, estamos cansados de verlo como siempre? ¿Tú también crees que tu baño necesita otro aire de forma irremediable? ¿Por dónde empezar para lograr ese toque chic, sea del estilo que sea?

Te ayudamos valiéndonos de, al menos, cuatro estilos diferentes de decoración: estilo nórdico, estilo vintage e industrial, toques románticos o estilo minimalista.
En ocasiones, bastará con dotar a nuestro baño de detalles llenos de encanto que marquen la diferencia: una planta estratégicamente colocada, textiles diferentes o quizá revestimientos de otro color o textura renovados. ¡Apliquemos estilo e imaginación!



Trucos para dar amplitud y luminosidad a tu baño

Parte del encanto radicará en si sabes utilizar el espacio del que dispones y, además, sacarle partido maximizando su potencial. ¿Cómo? Si tiene mucha luz, no lo recargues en exceso. Los baños luminosos son casi un privilegio, por lo que te puedes permitir el minimalismo como fuente de inspiración. ¿Que ocurre todo lo contrario y tienes poca luz? Entonces desvía la atención hacia los muebles y textiles. Si no vas a 'meterte' en una reforma, las toallas, alfombras y otros detalles decorativos serán el plato fuerte del baño. Si tu baño es reducido, huye de la ornamentación en exceso así como de los estampados, tanto en textiles como en materiales y muebles.

El aspecto monocromático de tus muebles dará sensación de amplitud a la estancia. Si, además, sabes crear contraste con las toallas y alfombra, estarás sentando las bases de un baño chic. Otro rasgo que genera amplitud y luminosidad son, aunque no lo creas, los espejos. Siempre hay uno ideal para cada estancia y estilo. ¡No dudes en buscar el tuyo! Otro truco es el de no invadir el suelo de elementos decorativos que sólo restan pragmatismo a nuestro baño: si no tienes mucho espacio, evita las plantas o toalleros grandes, los revisteros y otros accesorios totalmente prescindibles.

Paz y confort escandinavos

Ahora toca hablar de tu estilo favorito. Si en tu caso lo tienes claro y es el nórdico, ¡estás de enhorabuena! Ahora mismo es pura tendencia y no te costará dar con los elementos ideales para decorar tu baño al estilo escandinavo. Ya sabes, quédate con los tonos crudos, las líneas suaves y depuradas, el contraste del mármol con la madera, los cestos de mimbre, los detalles cuidados y sutiles, como un cactus o una planta pequeña situada en una esquina de la bañera... Recuerda, nórdico es practicidad, pero también estética. Te enseñamos imágenes en esta línea...






Minimalismo 'chic'

Se trata de baños dedicados a ese tipo de personas que rechazan cualquier exceso de adorno, por mínimo que sea. Ausencia de detalles 'extra' y pura funcionalidad siempre de la mano de un aspecto chic y moderno. Para que os hagáis una idea; ¿cómo suelen ser los baños de los hoteles? Exactamente así. Nos brindan todas las posibilidades sin recargar los espacios. Ambientes diáfanos donde el confort se escribe en clave de 'menos es siempre más'. Si te encanta este estilo moderno y funcional, ¡no lo dudes!, apuesta por él. 









Industrial con toques retro


¿Eres una persona bohemia, creativa o amante del arte? Entonces la decoración industrial con toques vintage, o viceversa, habla de ti y de ese estilo tan vehemente que te caracteriza. Los frisos con motivos retro, los espejos con forma de raqueta que recuerdan a los años 30 y 40 o las lámparas industriales que caen del techo recordándonos a las antiguas fábricas de principios del siglo XX; los detalles son los protagonistas en este tipo de baños, tan en auge en los tiempos que corren.






Detalles románticos y dulces

¿Te encantan los espacios románticos? Si deseas ambientar tu baño inspirándote en el romanticismo de la Provenza, o la decoración tan dulce que caracterizó la campiña inglesa de mediados de siglo (shabby chic), entonces esta es tu decoración. Muebles en los que se confunde la madera y la forja con el mármol blanco y donde las flores tienen un protagonismo indiscutible. ¡Pura inspiración romántica!









Pero si deseas todavía más ideas sobre cómo conseguir un baño con clase, inspírate aquí. ¡Te esperamos en el próximo capítulo!

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos