Idea guardada 0 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

DIY: cómo darle un nuevo aspecto a una silla de vinilo



Días intensos en los que todo el trabajo te viene encima, a la vez y con urgencia... Seguro que os suena, porque cuando estás estresado, de repente salen más cosas inesperadas para acabar de redondearlo, debe ser una ley del Universo o algo así... Eso sí, contentos de ir estresados y no aburridos!!! Así que este viernes recurro a un DIY que no hemos hecho nosotros, sino las amigas de A Beautiful Mess, con un tutorial que ya tenemos ganas de probar con alguna silla de los años 70 sin ningún encanto, que esperamos nos quede tan bien como a ellas... Tan fácil como pintar y pegar!!! A disfrutar, que este fin de semana parece que va a salir el sol por fin!!!





Materiales que vas a necesitar:

- Una silla tapizada con vinilo (importante ;))

- Una tela de algodón ligera

- Pintura en spray para plástico

- Mod Podge o cola blanca de toda la vida

- Barniz al agua

- Pincel

- Tijeras para tela

- Cinta de carrocero

- Material para cubrir las patas (ellas usaron bolsas de la compra).



Paso 1: cubrir bien las patas con las bolsas de la compra y la cinta de carrocero.

Paso 2: y atención a este paso (!), las pinturas en spray para plástico tienen un secreto -> el tiempo de secado! Ellas explican que casi se desesperan porque la pintura parecía no secarse, pero lo cierto es que una semana después, ya estaba seca. Así que aplicamos dos capas finas, esperamos una semana, y volvemos a aplicar otras dos capas. Aquí ya no dicen si volvieron a esperar otra semana, seguramente no hace falta porque ya se secará mientras se secan los demás trabajos que vas a realizar sobre la silla.



Paso 3: corta las piezas de tela para el respaldo y el asiento. Lo más importante en este paso es asegurarte que si la tela tiene algún dibujo, que quede bien alineado con la posición de la tela.

Paso 4: cubre el respaldo y el asiento con una fina capa de Mod Podge o cola blanca.



Paso 5: coloca la tela sobre las zonas que has encolado y alísala con la mano.

Paso 6: corta la tela sobrante resiguiendo el ribete. Ve con mucho cuidado, porque hay que recortar cerca, pero no demasiado, ya que tiene que sobrar un poco de tela para el siguiente paso.



Paso 7: usando la parte redondeada de las tijeras (nunca la parte cortante o puntiaguda) o bien las uñas, introduce el sobrante de tela por debajo del ribete.

Paso 8: para asegurar una buena adherencia, aplicar Mod Podge o cola blanca por encima de la tela. 



Paso 9: una vez seca, acabar con una capa de barniz al agua (no recomendamos barniz con disolventes, para que el disolvente no actúe sobre la cola y la desenganche).





Si te apetece ver otros DIY como este, clica aquí. Y si lo que quieres es ver el resultado de las cosas que hacemos, pásate por nuestra shop: está abierta las 24h del día, 365 días al año. Feliz fin de semana!!!

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Nuestro top 10 de CasaDecor 2016

Espacios limpios, mucha luz, materiales nobles y toques de color y dorado... Así son los ambientes que nos gustan en Antic&Chic y, aunque ya han aparecido los premiados de esta última edición, nosotro ...

Una casa pequeña, fresca y elegante

Cuando llega el buen tiempo, lo que apetece son ambientes ligeros, llenos de luz, pero sobretodo frescos. De la misma forma, a los espacios pequeños esta decoración es la que mejor les sienta, porque ...

Etiquetas: generaldiy

Recomendamos