comunidades

Puertas y contraventanas

Me adelanto a San Valentín y os invito a una casa en la que hay dos de mis flechazos decorativos: las puertas y las contraventanas; así, en pareja. La estética de estas piezas es irremplazable. Además, son atemporales y se pueden adaptar a muchos estilos en función de sus múltiples acabados. ¿Dónde las pondríais vosotros? En este caso, rara es la estancia de la casa de hoy en la que no aparece una puerta o una contraventana de aspecto envejecido. Hay sitio para ellas en el salón, en la cocina e incluso en los dos románticos cuartos de baño. Lo mejor es que no necesitan nada más que su presencia para llamar la atención. 

Sin embargo, sería injusto por nuestra parte no fijarnos en las otras inspiraciones que esconde este hogar sueco. Paredes y techos en blanco y un pavimento de madera forman una base neutra para los muebles que la decoran. Una mezcla de piezas rústicas y vintage que consiguen transmitir ese charme tan característico de las casas antiguas. Un baño de luminosidad y detalles por doquier reflejan un hogar fiel a la esencia shabby chic. Ahora solo queda jugar a encontrar una o más ideas interesantes para nuestra casa. Pero eso ya os lo dejo a vosotros.¿De qué os habéis enamorado?

Feliz viernes a todos, 



























Vía

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Últimamente veo que mucha gente toma té. En casa y en las cafeterías. Para desconectar del reloj o para conectar con la salud. Es inquietante, cuánto menos, la personalidad de cada tipo de té. Es una ...

No sé si queda bien decirlo pero qué ganas de frío, de capas, de mangas largas. Qué ganas mientras devoro la colección de BIMBA Y LOLA para el próximo otoño-invierno. La firma española vuelve a sorpre ...

Amparo Garrido solo necesita una mirada para crear una obra de arte. Esa mirada no necesariamente tiene que ser humana. De hecho, en algunos de sus trabajos como Soy Tú, los protagonistas son perros. ...

Una calle de París, como empezaría la mítica canción de Duncan Dhu, es nuestro destino de hoy. Entramos en casa de Julie. Aquí vive con su hija pequeña. Los cuentos, los globos y las golosinas de colo ...

Recomendamos