comunidades

¿Baño de estilo nórdico? Cambia tu bañera por un plato de ducha

A través de diferentes estudios se ha demostrado que son muchas las personas que tras finalizar la cuarentena decidieron dar un cambio visual a su cuarto de baño. Esas personas se dieron cuenta de que tenían baños anticuados, de aquí que las renovaciones sean muy comunes.

Si realmente quieres darle un toque elegante y moderno a tu cuarto de baño, lo mejor que puedes hacer es optar por un estilo nórdico. No solo destaca por la belleza, sino por ser un estilo atemporal que te permitirá sacarle el máximo partido a la nueva decoración. Se ha demostrado que ese estilo encaja con todo tipo de gustos, de aquí que los baños nórdicos siempre gustan a todos los miembros de la familia. Por ese motivo, si quieres optar por ese estilo para tu baño, te recomiendo tener en cuenta las siguientes claves.

1- Cambia la bañera por un plato de ducha

Para tener la certeza de que el cuarto de baño es elegante y sobre todo cómodo, lo primero que tenemos que hacer es cambiar la bañera por un plato de ducha. En la actualidad hay muchas opciones entre las que elegir, lo cual hace que sea fácil encontrar el modelo ideal.

Examinando el catálogo de platos de ducha de Asealia nos damos cuenta de que en la actualidad hay muchos tipos de platos entre los que elegir y con diferentes formatos. Eso permite que cada familia pueda instalar el que más le interesa. Algunos de los más importantes son los siguientes:

Plato de ducha de acero esmaltado: son los platos de ducha que se fabrican a base de chapa de acero posteriormente esmaltada. Destacan por tener una dureza media, aunque la resistencia al rayado es alta gracias a sus acabados. Son platos que encajan bastante bien en el estilo nórdico y además son fáciles de mantener limpios.

Plato de ducha cerámico: quizás es la variedad más común dentro de los baños de estilo nórdico. Destacan por su gran elegancia, aunque hay que dejar claro que la resistencia a los golpes es media o baja, por lo que hay que tener cuidado de dejarse caer cosas encima. A cambio, es muy resistente al rayado y es muy fácil de mantener la higiene.

Plato de ducha acrílico: se fabrican a base de una placa acrílica sanitaria, la cual se refuerza con fibra de vidrio y en muchas ocasiones poliéster. Además, se puede tintar de diferentes colores, aunque para el estilo nórdico la mejor opción es optar por el plato blanco. Así quedará mejor integrado con el resto de la integración. En cuanto a la dureza del plato a los impactos y rayados se sitúa en media y alta, lo que hace que sea de las opciones más resistentes en estos momentos. Sin olvidar que la superficie acrílica hace que el plato sea muy resistente a los hongos y sobre todo a las bacterias.

Plato de ducha de piedra natural: una opción muy interesante para las personas que quieren disfrutar de un plato fabricado con piedra natural. Dependiendo del modelo, se puede realizar con un tipo de piedra u otro. Destaca por tener una dureza elevada de rayado y media a los impactos. Y como los poros de este tipo de plato están cerrados, es más fácil prevenir los hongos y las bacterias.

Plato de ducha de resina: otra opción común dentro de la decoración de estilo nórdico. Se puede adaptar realmente bien y es muy resistente. Si a eso le sumamos unos precios realmente buenos, se convierten en otra alternativa interesante para la nueva decoración.
2- ¿Cuál es el color más recomendable para el estilo nórdico?

Para conseguir un buen estilo nórdico en el baño, no solo tenemos que optar por un plato de ducha blanco o claro. También tenemos que optar por decorar con mobiliario blanco. Para que te hagas a la idea, el color protagonista en ese estilo debe ser el blanco. Gracias a ese diseño te será mucho más fácil conseguir un ambiente acogedor y cálido, por lo que la experiencia será realmente agradable. Eso sí, como eso no se puede conseguir únicamente con el color blanco, el toque de color siempre se debe realizar a través de los accesorios. La combinación seguro que te quedará muy bien, por lo que a partir de ahora te sentirás realmente a gusto con tu nueva decoración. Por ejemplo, puede ser una buena opción usar marcos de puerta de madera oscura. Las toallas que pones en el baño para su uso y decoración pueden ser de color cálido. Otra opción interesante puede ser optar por una grifería de ducha y lavabo fuera de lo tradicional. Es decir, no optes por la típica grifería metálica, opta mejor por una grifería de tono más oscuro. Así el contraste será más elevado y te sentirás más a gusto con la combinación que has realizado.

3- Apuesta por el espacio

Para que realmente te sientas cómodo en el cuarto de baño, siempre debes apostar por el espacio frente al agobio. Una de las principales razones por las que en la gran mayoría de cuartos de baño de estilo nórdico el plato de ducha es el gran protagonista es porque ocupa poco espacio. Es verdad que aporta elegancia y comodidad a la ducha, pero el principal motivo es el espacio.

Para conseguir la sensación de amplitud, los colores claros o el blanco ayudan a conseguirlo. Como esos colores son los grandes protagonistas del estilo nórdico, entonces no vamos a tener problemas a la hora de conseguir esa sensación de amplitud.Mientras que la filosofía de “menos es más” funciona muy bien en este estilo. El estilo nórdico apuesta por la ligereza. No cometas el error de optar por este estilo y luego recargar el baño con demasiadas cosas porque no te aportará lo que buscas. Y por supuesto, para poder disfrutar de la verdadera elegancia del baño nórdico, en la medida de lo posible tienes que intentar tenerlo todo bien ordenado. Así verás que renovar el baño por este estilo ha sido todo un acierto.

The post ¿Baño de estilo nórdico? Cambia tu bañera por un plato de ducha appeared first on Nordic Treats.

Fuente: este post proviene de Nordic Treats, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ya estamos en otoño. Los días son más cortos y fresquitos y ha llegado el momento de dar un nuevo aire a tu dormitorio. Vestir tu dormitorio de otoño es muy sencillo. Se trata de conseguir con unos po ...

Recomendamos