comunidades

Fabulosa decoración para el hogar con la energía del color

Todos sabemos que los colores influyen en nuestras emociones y estado de ánimo, por ello es importante escoger muy bien los colores a utilizar en cada espacio de nuestro hogar, siempre en función  del uso específico que daremos a cada uno de ellos. Hay que recordar que no hay colores específicos para cada habitación, sino tonalidades para cada espacio. Aquí aprenderás a darle color a ese espacio adaptado a tus necesidades.
 
Fuente: pxhere.com

 

Ideas para dar color a tu hogar

  

 Una nueva  oficina en casa

 
Debe estar llena de comodidad, inspiración y sobre todo reflejar tu personalidad. Esto lo puedes conseguir usando una paleta de colores que reflejen calma, creatividad, cercanía y productividad, por ejemplo en azul en tonos claros es muy aconsejable, ya que evoca, paz y tranquilidad.
 
Combina con blancos y grises u otros colores pasteles o colores que estén relacionados o asociados inconscientemente con la naturaleza, siempre en tonos claros, con una pizca de color para que te levante el ánimo, cuando lo necesites.
 
A diferencia de los espacios de trabajo formal, en tu casa ese lugar debe ser lo más relajado posible, el enemigo es el estrés, por eso hay que conseguir que tu espacio de trabajo esté preparado para que todos los días te motives y tengas muchas ganas de trabajar en él.
 

 Habitación de los niños

 
Permite que elijan el color contigo o elige el color echando un vistazo a los juguetes que más le gustan y no tengas miedo de mezclar y combinar, siempre que trabajes con un mismo color o diferentes tonos de un mismo color. Para este ambiente es recomendable colores alegres; aportan vitalidad y luminosidad, tal como el amarillo, combinado con rojo, naranja o blanco, la idea es estimular su imaginación y que sea divertido.
 

 

 Salón

 
Para el salón se buscan tonos que nos hacen sentir cómodos y distendidos, las tonalidades más usuales son lavanda, azules, grises y toda la gama de estos, en combinación con los muebles. Añade color a tu salón con  cojines estampados o alguna manta.
 

 Baño

 
En este espacio los colores deben reflejar limpieza y pulcritud, por ello lo mejor es el blanco y grises suaves, mas no totalmente sino combinados con tonalidades intensas o suaves. El lugar en el que el estrés desaparece, colores como el azul o verde, relacionados con el agua, nos aportará ese estado zen.
 

 

 Dormitorio principal

 
El tiempo pasa volando y más cuando hablamos de nuestro descanso. Una paleta de colores neutros es la base para este ambiente y luego con solo añadir alguna almohada con algo de color, consigues ese toque que quieres en tu dormitorio. Los verdes, azul y especialmente el turquesa, son frescos, tranquilizantes y combinan bien con blancos, grises o arena.
 

 Dando la bienvenida

 
El color blanco para decorar da mucho juego y una vista amplia para este tipo de ambiente, combínalo con tonos grises, azules, violetas u otro tono neutro dentro de la paleta de grises y por último selecciona el color que vaya a juego con los muebles.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos