PARADOR DE CORIAS, un hotel que marca diferencia

El otro día, mirando la revista de decoración AD España, descubrí un nuevo lugar: El Parador Nacional de Corias, situado en la provincia de Asturias, al norte de España. Este colosal edificio del siglo XVIII, conocido como Monasterio de San Juan Bautista de Corias, ha sido convertido en Parador, hace tan sólo un año.

parador-corias_15


Llama la atención no sólo por su majestuosidad arquitectónica y la belleza de su enclave, sino por la renovación de sus espacios interiores, cuyo trabajo lleva la firma de cuatro grandes nombres de la decoración española: Luis Galliussi, Pepe Leal, Erico Navazo y Ricardo de la Torre.

parador-corias_14


Con un presupuesto muy ajustado, los decoradores han utilizado gran parte de los muebles antiguos que existían en el Monasterio y los han mezclando con objetos de la artesanía local,típica de Asturias.

La biblioteca impresiona por sus enormes estanterías en madera maciza y por el conjunto de luminarias que cuelgan sobre las mesas centrales. Probablemente os estaréis preguntando, ¿Dónde están los libros? Pues han preferido dejarlas sin libros, a fin de que los propios visitantes vayan rellenándolas poco a poco con donaciones y libros de su interés.

parador-corias_6


Original la instalación de los marcos del artista portugués Rui Macedo.

parador-corias_7


En cualquier rincón puedes encontrar guiños de la artesanía local, como los hiloramas bordados que cuelgan en las paredes del restaurante.

parador-corias_5


El salón Muniellos es de uso exclusivo de los clientes del hotel.

parador-corias_2


¡Qué acogedor el detalle de las Madroñas puestas a lado de la puerta de cada habitación! Nos dan la Bienvenida y nos recuerdan que estamos en Asturias.

parador-corias_13


Los espacios comunes del Monasterio, como salón, biblioteca, recepción, sala de desayunos y restaurante fueron diseñados en conjunto por los cuatro decoradores. En cambio, el diseño de las habitaciones lleva la firma por separado de cada decorador. Abajo suite diseñada por Pepe Leal.

parador-corias_1


parador-corias_8


La suite Galiusse tiene un aire muy natural y desenfadado. Textiles de colores, luminarias con bases en cerámica y muebles antiguos del monasterio decoran el espacio.

parador-corias_9


parador-corias_3


En la habitación de Erico Navazores, destaco los espejos con anchos marcos de madera, pues ayudan a resaltar aún más la arquitectura del espacio. Espectacular también las sillas en fibras naturales que Navazores utilizó para componer el rincón de estar de la habitación.

parador-corias_11


La creatividad de Navazores en el diseño de la cabecera de la cama, es un homenaje a los bosques de la montaña que rodean el hotel.

parador-corias_4


En la cafetería, la decoración se hace básicamente con botellas de vidrio de colores verde y marron. En las paredes, la pintura en un suave degradado de color negro quiere recordar a las galerías de las antiguas minas de Asturias.

parador-corias_10


El spa fue diseñado por el interiorista Ricardo de la Torre.

parador-corias_16


parador-corias_12


La rehabilitación del Parador de Corias y su peculiar decoración, ha logrado crear espacios con un aire más fresco, que acentúa la arquitectura del edificio pero huye de la típica decoración de muchos Monasterios, oscuros y cargados de muebles.

Para los que aún siguen de vacaciones o para aquellos que no viven muy lejos, el Parador de Corias puede ser una buena opción para una escapada de fin de semana. ¡Yo me apunto para mi próximo viaje …!

Referencia fotográfica: revista AD, Belén Imaz

firmas


Fuente: este post proviene de La Habitacion de Ana, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

NYOVA, diseños con alma

Después de estas largas fiestas … empezamos el año con fuerza, energía y muchas novedades en diseño … Si piensas que todo está inventado, la respuesta es definitivamente No. NYOVA, una edi ...

Hotel A quinta da Auga

Hace algunos meses tuve la oportunidad de conocer un hotel con mucho encanto llamado A quinta da Auga, ubicado a las afueras de Santiago de Compostela a orillas del río Sar. Un entorno natural privile ...

¡Es tiempo de calabazas!

Las casas están hechas para ser disfrutadas, sentirnos bien, dar vida y alegría a nuestro entorno más íntimo. Evidentemente no podemos estar cambiando constantemente nuestra decoración, primero porque ...

Recomendamos