comunidades

La casa de Carina Michelli

Ayer por fin acudí a Casa Decor, como siempre me vine con la cámara llena de imágenes (unas doscientas) y el móvil hasta arriba de vídeos, Stories de IG y más fotos, lo dejé literalmente fundido. Tengo trabajo por delante para intentar hacer un resumen sin abrumaros con tanta imagen, aún recuerdo el post de la edición del 2015 donde os puse más de 100 fotos, no sé si algún valiente lo vio al completo. Este año prometo ser más breve.

Hoy os traigo una casa real, porque lo cierto es que a todos nos gusta acudir a eventos como Casa Decor donde los mejores interioristas dan rienda suelta a su imaginación, o se nos cae la baba con las casas publicadas en revistas, pero la realidad es que son pocos los privilegiados que pueden permitirse vivir así.

Si queréis ver casas reales de las que derrochan personalidad además, nada mejor que acudir a Apartment Therapy, uno de mis blogs de cabecera y de donde he sacado la que os muestro hoy.

Nos vamos hasta Buenos Aires, para descubrir la vivienda de Carina Michelli, una Instagramer y bloguera de lifestyle y deco, en la que convive con su marido y sus dos hijos. Se mudaron cuando nació su hija pequeña y la decoró ella misma, poco a poco. No etiqueta sus gustos bajo ningún estilo decorativo ni época concreta, tal y como dice en el artículo, busca espacios limpios y relajados, maderas naturales pero sin renunciar a las texturas ni al color. Para conseguir este resultado se ha inspirado en libros de interiorismo, revistas e incluso en casas de otras personas que llaman su atención en IG.

Dice sentirse especialmente orgullosa de la isla de cocina, concebida como centro neurálgico familiar y también centro de reunión de los amigos. Por otro lado su mayor reto fue decorar la habitación de los niños, quería huir de los típicos colores infantiles, crear espacios divertidos donde potenciar la imaginación de sus hijos y que sus habitaciones perduraran en el tiempo.

Me encanta cómo termina su artículo, con un consejo que yo he repetido en varias ocasiones también. Y es que no hay que precipitarse al decorar una casa, sino vivirla día a día, establecer prioridades y descubrir qué es exactamente lo que necesitamos y qué queremos de cada espacio, es la única manera de no invertir grandes cantidades de dinero para luego arrepentirse.

Como veréis esta casa tiene muchos de los elementos que me gustan. Los tonos neutros, las maderas, las fibras, los bonitos textiles (sobre todo los que cubren las camas) y ese sabor a “campo” que tanto me atrae. Ah! si os gusta alguna pieza y queréis saber de dónde es, podéis verlo al final del artículo original (en este link).

Os dejo y me pongo a preparar el post de Casa Decor, que tengo tajo :-)

¡¡Feliz fin de semana!!
































































Sigue el blog por Email

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivado en: Ambientes e Interiorismo, Inspiración
Fuente: este post proviene de Decofeelings, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Esta edición de Casa Decor iba a ser muy especial para mí. En marzo teníamos pendiente un fin de semana completo de seis compañeras, blogueras, interioristas y lo que es más importante, de buenas amig ...

No es la primera vez que os muestro una casa de estilo Craftsman, aunque me doy cuenta que hasta ahora no le había puesto nombre. La palabra se traduce literalmente como “artesano” y nace ...

Viendo la última foto del post nadie diría que se trata de la misma casa que la de la primera imagen, pero sí es la misma. La inclinación del terreno permitió que a la fachada original victoriana se l ...

Recomendamos