comunidades

Claves para una vivienda más segura para la familia

Sin necesidad de salir de casa estamos expuestos a una serie de 'peligros'. La seguridad de la familia es una de las cosas que más nos preocupa, y debemos atender a la misma tanto dentro como fuera de la vivienda. ¿Queréis conocer los datos en cifras? Según el Instituto Nacional de Consumo, estos son los accidentes domésticos más comunes: caídas (en un 42,9% de los casos), aplastamientos y cortes (en un 18,3%), golpes (en un 15,1%) y quemaduras (en un 10,9%). 
 
Fuente: Vivienda saludable


¿Qué podemos hacer ante esta solución? 

1 En primer lugar, vamos a empezar haciendo una lista de todos los rincones y elementos de la casa que pueden suponer un peligro, sobre todo en baños y cocinas. 
2 Después vamos a localizar los peligros más comunes, como son las esquinas, las barandillas, los enchufes, las fuentes de calor, las terrazas, los grifos y las fuentes de agua. 
3 Tenemos que tener bien controladas dónde están las llaves de corte en nuestra casa para, en caso de emergencia, no tener que buscarlas y poder así saber reaccionar a tiempo. 
4 Es fundamental tener un botiquín en casa con los materiales básicos de primeros auxilios. 
5 Es recomendable tener visibles nuestros números de teléfono y los de los servicios de emergencia. 
6 No podemos olvidarnos de revisar los seguros que tenemos contratados, qué nos ofrecen, que nos entra...
 


¿Qué pasa cuando hay niños en casa? 
Por lo general, las situaciones que más nos deben preocupar cuando hay niños en la vivienda son las caídas, los enchufes, que se pillen con las puertas o que se den golpes con los muebles. Ante esto, estas son algunas de las medidas que podemos tener en cuenta: 

- Utilizar esquineros en los muebles. 
- Poder topes en las puertas.
- Poner cierres en los armarios y cajones.
- Cubrir los enchufes.
- Instalar vallas o poner obstáculos en las escaleras.

Con todo esto, vamos a hacer un resumen de los peligros más comunes por estancias: 

- En la cocina, hay que tener especial cuidado con los productos de limpieza. Deben estar bien identificados y fuera del alcance de los niños. Además, debemos revisar la caldera y las instalaciones de gas de forma periódica. 
- En el salón el peligro fundamental estará en los muebles, por lo que tendremos que usar esquineros. Además, es importante asegurar a la pared los muebles grandes, estanterías, librerías...
- En el cuarto de baño debemos ser precavidos con el uso de los aparatos eléctricos debido a la humedad que acumula esta estancia. Además, es importante poner algún antideslizante en la bañera, para evitar caídas, así como usar alfombrillas de baño, ya que la humedad en los suelos de gres son una de las fuentes principales de caídas. 

Aquí podéis encontrar más consejos para vuestro hogar... 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos