comunidades

El antes y después de un dormitorio para dos

Hola, os queremos mostrar el antes y después de un cuarto para dos. Lo mejor es que la reforma es sencilla, no se ha invertido mucho y el resultado es realmente espectacular. Los responsables de este cambio han sido MosEstudio que han compartido las imágenes con nosotros y nos han dado algunos trucos básicos para mejorar la decoración, conseguir más luz, saber aplicar el color... ¿Queréis ver este antes y después? 

En la primera imagen vemos el antes, un cuarto con techos bajos y al estar en el sótano con muy poca luz natural. Además la escasa decoración, hacen todo muy frío e impersonal. El reto estaba claro aprovechar la luz, el espacio (sólo cuenta con 12 metros cuadrados) y apostar por color según los gustos del propietario. 



En el después, los cambios son más que notorios. Desde el estudio nos explican que han  pintado las paredes en blanco tiza y han puesto visillos en las ventanas para dejar que la luz entre en toda la habitación. El color llego con el atrevido papel pintado que funciona también como cabecero, este recurso es genial para poder ahorrar un poco y aprovechar las camas anteriores. 



Al comienzo hemos dicho que la estancia parecía muy fría e impersonal, para corregir esta sensación se ha puesto en el suelo una tarima flotante de roble que hace todo mucho más acogedor. En este sentido los textiles también juegan un papel esencial siguiendo el rojo y el azul como tonos principales. 



Por último, al tener tan poco espacio se opto por no poner más muebles. Sólo un taburete con una composición de láminas, unas cortinas blancas a modo de puerta de armario y, atención, porque el radiador también se ha optado por pintar y no nos puede gustar más el resultado. 



¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos