Vivienda Saludable Idea guardada 18 veces
La valoración media de 6 personas es: Excelente

El suelo también influye en nuestra salud

Cuando elegimos el tipo de suelo que vamos a instalar en nuestra vivienda valoramos el tipo de material, el proceso de instalación, el color... Sin embargo, pocas veces tenemos en cuenta lo cómodo que resulta un diseño concreto para nuestros pies y nuestro cuerpo.

Imagen 0


Al igual que nos preocupamos por el tipo de pisada, el tipo de calzado o el terreno sobre el que andamos o corremos, deberíamos tener en cuenta que el suelo de casa es probablemente el que más veces pisamos y, por tanto, va a influir en nuestra salud. 

Los beneficios de andar descalzo
Aunque parezca mentira, caminar descalzo en casa aporta muchísimas ventajas. El uso de zapatos impide a los músculos del pie desarrollarse por completo y restan movilidad a ciertas articulaciones. Además, según algunos estudios, andar descalzo puede aumentar el puente en personas con pies planos. 

¿Y qué tipo de suelo es cómodo para andar descalzo? Pues uno lo más liso posible, capaz de mantener una temperatura confortable y sin desniveles ni resaltos. 

El impacto a largo plazo
Cuanto más corremos y más rápido lo hacemos, mayor impacto recae sobre nuestras articulaciones, lo que puede venir unido a la aparición de lesiones. Por eso, reducir el impacto en nuestros hogares puede resultar muy beneficioso. Para ello, los suelos más duros serían los más inadecuados, aunque algunos fisioterapeutas los recomiendan para personas con dolencias en el tendón de Aquiles. 

En general, los suelos más correctos son los blandos, ya que absorben los impactos y reducen los daños en las articulaciones. 

Aquí podéis encontrar más consejos para tu vivienda...
 

 KÖMMERLING Vivienda Saludable

 www.viviendasaludable.es
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos