comunidades

Mitos que impiden que disfrutes de tu hogar al 100%

¡Cuánto daño hacen los mitos! Y es que estamos rodeados de creencias populares que llevan tanto tiempo entre nosotros que asumimos como ciertas, sin cuestionarnos a veces si tienen alguna lógica o no, y dejando, por tanto, que limiten nuestras decisiones.

Lo que dice una madre va a misa, es verdad, pero en esta ocasión vamos a desmantelar algunas cuestiones que probablemente les hayáis oído a vuestras madres y que pueden estar poniéndoos ciertas limitaciones en casa. ¡Atentos! 


 


MITO 1: se ahorra más manteniendo la calefacción encendida

Cuando encendemos la calefacción se produce un pico de consumo que lleva a creer que es más económico mantenerla encendida todo el día que asumir dichos picos. Sin embargo, esto supone un importante gasto energético y, además, de dinero. Lo adecuado por tanto es mantener la casa por el día a unos 21º y bajarla durante la noche a unos 16º, con lo que podremos ahorrar hasta un 13% según datos de la OCU. 


MITO 2: ventilar hace que se escape el calor, gastando más en calefacción

Tal y como hemos comentado en el anterior punto, lo correcto sería apagar la calefacción durante las noches. De este modo, la ventilación se realizaría por la mañana, a primera hora, y durante 10 minutos. Con esto conseguiríamos renovar el aire del ambiente y, además, evitar la formación de humedades por condensación que, además, enfrían el espacio. 


MITO 3: los colores oscuros hacen que las estancias parezcan más pequeñas

La decoración también tiene su hueco en el mundo de las falsas creencias. Así, el tema de los colores oscuros es uno de los más manidos. Se cree que emplearlos inmediatamente hará que la habitación parezca más pequeña, sin embargo, la clave está en saber combinarlos. De este modo, por ejemplo, pintar todas las paredes de blanco y una de una tonalidad más oscura puede darnos profundidad. 


MITO 4: cuantas más lámparas, mejor iluminación

La base de una buena iluminación no está en el número de puntos de luz, sino en su distribución. De este modo, lo mejor es contar con un punto en el techo (si es una estancia grande como, por ejemplo, el salón, podemos poner alguno más), y ayudarnos de lámparas de mesa o de pie para iluminar zonas concretas, como una zona de lectura, las mesillas… 


MITO 5: nada de combinar estampados

Si algo nos han demostrado los catálogos de decoración de las últimas temporadas es que mezclar es bueno, eso sí, con cabeza. De este modo, podemos conseguir mantener la coherencia empleando unas mismas tonalidades o siguiendo un mismo estilo. 


MITO 6: el aire acondicionado provoca resfriados

¿Cuántas veces habremos oído esto de nuestras madres y/o abuelas? Se trata de uno de los mitos más extendidos en cuanto al uso del aire acondicionado se refiere. Sin embargo, el problema no está en su uso, sino en la temperatura escogida y en los cambios bruscos de temperatura. La solución está en no pecar de exagerados ni dejarnos llevar por el calor de la calle, y buscar una temperatura ambiente de entre 24º y 26º, y de 12º máximo de diferencia con el exterior. 


MITO 7: tener plantas en el dormitorio es malo

Se dice que las plantas, durante la noche, absorben el oxígeno y expulsan el dióxido de carbono, por lo que no es recomendable ponerlas en la habitación donde dormimos. Sin embargo, la realidad es que la cantidad de oxígeno que consumen es muy inferior a la que pueda captar cualquier persona con la que compartamos cama. Por el contrario, sí podremos beneficiarnos de su habilidad para purificar el ambiente y humedecer el aire. ¡Y ni qué decir de su capacidad para decorar!

Os esperamos en nuestra página de Vivienda Saludable, donde encontraréis muchos más consejos para vuestro hogar. 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos