Vivienda Saludable Idea guardada 40 veces
La valoración media de 46 personas es: Muy buena

Todas las claves para elegir los armarios

En general, a la hora de elegir los armarios debemos tener en cuenta dos cuestiones clave: el espacio disponible y el presupuesto con el que contamos. A partir de eso, vamos a valorar diferentes opciones: 

1 En primer lugar, respecto a los colores y materiales. Lo más habitual es recurrir a la madera, aunque también podemos emplear melamina, que resulta más económica y está disponible en muchísimas tonalidades. 

2 En cuanto al estilo, dependerá del resto de muebles que conformen el espacio. Por ejemplo, en un ambiente más moderno podemos recurrir a la combinación de acabados (cristal y laca, cristal y madera, metal y madera...), puertas hasta al techo... 
 


3 Respecto al interior, debemos valorar muchísimo la funcionalidad, es lo más importante. Y en este sentido influirá el número de personas que emplearán dicho armario, y para qué lo vamos a destinar. Lo más común es separar los espacios, dejando los huecos internos y los más altos para las cosas que menos empleamos. Por su parte, debemos dejar una zona para la ropa largo y abrigos, un espacio separado para los zapatos y cajones o baldas para las prendas que vayan dobladas. Y, si el armario es amplio, podemos emplear accesorios extra para colgar las corbatas, los pantalones, los pañuelos...

En cualquier caso, cuando hablamos de armarios, los modelos más valorados suelen ser los empotrados, ya que reúnen muchas ventajas: 
- Ocupan menos espacio.
- Suelen tener más capacidad.
- Ayudan a crear sensación de orden.
- Aprovechan huecos y rincones.
- Son más limpios.

Sin embargo, hay varios aspectos que vamos a tener que valorar en este caso: 

1 El tipo de puerta:
- Deslizantes: necesitan un fondo de unos 10 cm para las guías.
- Abatibles: son más económicas, pero deben tener 60 cm de ancho y 250 cm de alto, además de espacio para abrirlas.
- Plegables: son también de 60 cm, y necesitan una guía superior y otra inferior.

2 El material: lo mejor es el tablero aglomerado chapado en melamina, pues es más barato e imita muy bien a la madera. 

¿Y qué os parecen los armarios abiertos? 
Se trata de una tendencia muy actual, ideal para ambientes más juveniles, informales y desenfadados. Entre sus ventajas se encuentran el ahorro de espacio y de dinero, por lo que son ideales para habitaciones pequeñas. Además, podemos crear una estupenda combinación entre el armario, percheros, galanes de noche... 
 


Sin embargo, también tienen algunas desventajas. Por ejemplo, con estos diseños debemos prestar muchísima más atención al orden. Además, también debemos ser constantes con la limpieza, pues la ropa queda expuesta al polvo, a los olores, a la humedad... Por su parte, sería conveniente contar con otro espacio cerrado para las prendas y complementos que no queremos que estén a la vista, así como cajoneras para las camisetas, jerseys... 

Aquí podréis encontrar más claves sobre los armarios... 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos