comunidades

Consejos para elegir y cuidar tu ropa de cama

Aunque quizá el espacio menos social de una casa sea el dormitorio, hay dos verdades acerca de él que no podemos ignorar en tanto lugar de intimidad: la primera es que su calidad de espacio privado no justifica el desorden, la falta de aseo o esmero en la decoración. Por el contrario, se trata del sitio al que más atención debes prestar, pues de cómo te sientas ahí dependerán en gran medida tu descanso y estado de ánimo.
Lo segundo que nunca debes perder de vista es que una habitación puede ser un espacio de intimidad compartida, ya sea porque en ella convivas con tu pareja o porque tengas como ‘roomie’ a algún amigo o familiar.
Por estas razones, la libertad creativa que concede la habitación no acepta dejadez y hace de ella uno de los sitios más exigentes. Cada detalle cuenta: desde la iluminación, ventilación y los aromas, hasta el acomodo del mobiliario, el manejo del color y la decoración.
Ejemplo de esos elementos sutiles que hacen la diferencia son las sábanas y la colcha con que vistes tu cama. Elegirlas correctamente es un arte que una vez aprendido no dejarás de practicar, pues te brindará confort en soledad y hará desear la calidez de tu pieza a quien te acompañe.
Para que desde hoy elijas como una experta, toma en cuenta los siguientes ‘tips’:

Asegúrate de comprar la medida adecuada para tu colchón

Es lo que sigue de incómodo dormir sobre unas sábanas demasiado chicas o demasiado grandes. Por ningún motivo lo intentes.

Elige ropa de cama con colores y texturas apropiados para la temporada

Y no, con esto no nos referimos a lo que está de moda, sino a las texturas livianas en verano y a las abrigadoras en invierno.

Ten siempre a la mano dos juegos de sábanas y dos colchas

En esto no hay posibilidad de error: en algún momento agradecerás contar con el repuesto.

Mantén una rutina de limpieza estricta

Hacer lavandería dos veces por semana nunca será una exageración. Además, para mantener un aroma agradable puedes recurrir a una fragancia para ropa de cama.

Prefiere los colores neutros

Se llevarán bien con cualquiera que sea tu decoración y resultarán ideales en caso de que compartas el cuarto.

Invierte en piezas de calidad

Considera que las usarás mucho y no las reemplazarás con tanta frecuencia.

Añade acentos de lujo

Unos atemporales cojines de raso o de satén; unas sábanas de lino en el verano u ocasionalmente unas de seda, harán el trabajo de embellecer tu espacio.


 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas:

Recomendamos