comunidades

Si te quedaste con ganas de un vestidor, ¡esto te gustará!



¿Deseabas un vestidor con todas tus fuerzas y te quedaste sin él por diferentes circunstancias? Quizá sea hora de valorar otras opciones. Si aún te debates entre lo inspirador y estético de tener tu ropa ordenada a la vista o la practicidad de los cajones y armarios, te damos una solución que puede gustarte mucho: los armarios sin puertas. Una tendencia que todavía no se ve demasiado pero que es de rabiosa tendencia. Las claves de su éxito son, esencialmente, la comodidad, la práctica y la estética a la que no se renuncia al parecerse inevitablemente a los vestidores que anhelamos, gracias a las películas. ¿Preparada entonces para inspirarte y dejarte 'convencer'? 

Pero antes de enseñarte ideas para colocar, organizar o decorar estos armarios tan especiales, queremos recalcar algunas de sus ventajas. Son ideales para casas pequeñas, donde queramos aprovechar al máximo el espacio. La posibilidad de organizarlos 'por dentro' como queramos, nos regala un sinfín de opciones para adaptar el armario a nuestras necesidades y gustos. Además, resulta una opción de ahorro importante. Al poder jugar con diferentes módulos, estanterías, hasta cajas, donde guardar ropa interior o accesorios más pequeños, el abanico de precios será mucho más amplio y asequible a más tipos de bolsillos. Por supuesto, no podemos olvidar el halo ecológico o reciclado que desprenden este tipo de armarios. La opción de integrar, reutilizar antiguos muebles, nos hace ahorrarnos 'un dinero' que podemos invertir en otra estancia de la casa.

Hay quien opta por la ropa a la vista simplemente para cierta parte de su vestimenta. Por ejemplo, las camisas. Si sois de los que tenéis decenas y decenas de camisas, seguramente por razones de dresscode laboral, podéis elegir estos rieles tan funcionales para dejarlas a la vista y así cada mañana ahorrar tiempo a la hora de elegir una. ¿Qué decís? Se puede combinar con un armario pequeño o diferentes cajoneras que firmarán nuestro espacio para vestirnos. Si tienes una habitación pequeña, el blanco es tu gran baza.



¿Y si dejamos un armario a la vista sólo para el calzado y a modo de falso vestidor? Integrado al lado de la mesilla y con un módulo pequeño para el resto de nuestros accesorios, puede ser una gran idea, estética y muy práctica. 



Si eres de los que tienen mucha ropa o bien 'les cuesta deshacerse' de ella, puedes optar por amplias cómodas con cajoneras y colocar justo encima unas cuantas baldas donde tu ropa se presentará organizada. De nuevo, una buena idea para espacios pequeños.



Esta opción casi fotográfica y de una estética indiscutible es ideal para quienes sean, por encima de todo, amantes de la decoración. Si la comodidad es tu otra prioridad, te encantará. Se trata de unir dos rieles y colocar estratégicamente algunos elementos decorativos, como la preciosa cómoda vintage, creando un interesante contraste.



Una idea muy chic es integrar elementos decorativos dentro del propio armario o vestidor. ¿Qué nos decís si elegimos un bonito jarrón con flores secas para darle un toque encantador? Una maceta bonita, un espejo antiguo... podemos jugar con la mezcla y arriesgar.



La idea de colocar unas bonitas cortinas en lugar de las tradicionales puertas es tan inspiradora como funcional. Todo integrado bajo un mismo hilo conductor, el color blanco.



¿Prefieres un aire más clásico y sofisticado? Une la masculinidad que rezuma esta estancia con algún toque más femenino y ¡voilà! tendrás un ambiente único y diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en las editoriales de moda o decoración.



Si quieres dar un aire informal pero organizado a ese antiguo trastero de la casa del pueblo, o quizá dotar de un aire rústico y juvenil a cualquier estancia, has de optar por algo parecido a lo que te mostramos a continuación. ¿A que da la sensación de que es un ambiente organizado pero fresco y funcional, ideal para adolescentes?



Otra idea altamente estética, si eres fan de los ambientes románticos pero rústicos, es optar por algo parecido a esto:  la madera, junto al toque floral y el detalle de un instrumento musical colocado en la pared, pueden firmar una habitación de 10.



Una idea arriesgada pero triunfadora, la de las estanterías industriales 'tipo colegio', y el muy acertado toque de la lámpara industrial. 



Esta idea, lo confesamos, resulta poco práctica ¡pero apta para soñadores y amantes de la decoración sin límites! Se trata de integrar dos filas  diferentes de ropa en rieles y hasta un escritorio integrado. ¡Nos encanta!



Si no te convence mantener el armario sin puertas puedes optar por incluir un cerramiento a base de espejos y así crear sensación de espacio. ¿A que es una opción apetecible? 



Si utilizamos cada pequeña, 'pequeñísima' parte del espacio gracias a las perchas, baldas, rieles, cajones, cajas...estaremos haciendo un uso consciente y ahorrativo de la estancia. 



Como veis, hay múltiples ventajas en esto de dejar los armarios a la vista o no incluir puertas en ellos. Además, hay otras opciones si no queremos elegir un armario convencional. ¡Lo importante es jugar con los espacios y dar rienda suelta a la creatividad!

Más información: Vivienda Saludable 

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos