Conforama Idea guardada 23 veces
La valoración media de 103 personas es: Muy buena

10 cosas que SÍ y 10 cosas que NO debes hacer antes de dormir

En Conforama nos preocupa tu descanso, por ello hemos recopilado tanto los hábitos que pueden hacer que descanses plácidamente como los que pueden conseguir que te desveles sin remedio hasta altas horas de la madrugada.  

No obstante, en el top de consejos para dormir, se encuentra conseguir que nuestro dormitorio se convierta en un entorno agradable y favorable al descanso. En nuestros establecimientos encontrarás la mejor calidad al mejor precio de productos destinados a transformar tu habitación en un paraíso de relajación y comodidad. 



Ahora sí, ¡apunta estas recomendaciones!

10 cosas que NO debes hacer antes de dormir

Fuente: Pixabay CC0


1. Consumir alimentos pesados, excesivamente grasos o muy picantes
Modera en la medida de lo posible el consumo de alimentos procesados, calóricos, picantes o excesivamente grasos. Tampoco se recomienda la ingesta de lechuga por ser un alimento de digestión lenta y pesada. Por supuesto, no hay que obsesionarse y las excepciones son admitidas, pero si tienes problemas para conciliar el sueño, ¡evítalos!

2. Ingerir productos con cafeína o teína
Numerosos estudios, como el publicado por la revista Sciencie Translational Medicine, han probado más que de sobra que este tipo de sustancias desequilibran nuestro 'reloj biológico' y suponen una alteración psicoactiva que pone en peligro el descanso nocturno. 

3. Beber alcohol o fumar
De la misma forma, tanto el alcohol como el tabaco potenciarán el insomnio. De hecho, fumar en cantidades excesivas activa el organismo y el consumo de alcohol fomenta la apnea del sueño, los ronquidos o las pesadillas. 

4. Beber mucha agua
Si no quieres levantarte varias veces a lo largo de la noche para ir al baño, no intentes cumplir tu objetivo de 2-2,5 litros de agua en las últimas horas del día. Espacia la ingesta de este líquido supersaludable y bebe el último vaso dos horas antes de meterte en la cama.   

5. Practicar ejercicio intenso
¿Te encanta el ejercicio y el único momento del día en el que puedes practicarlo es por la noche? Por supuesto, mejor a esta hora que renunciar a un hábito tan necesario y saludable. No obstante, intenta agendar tu momento fitness antes de la cena para evitar que altere tu rutina del sueño. 

6. Ver la televisión, revisar el correo electrónico a través del móvil o la tablet...
En definitiva, fijar la mirada durante un periodo de tiempo excesivamente largo en la pantalla de dispositivos electrónicos NO es nada recomendable. Pon el móvil en silencio y apaga cualquier tipo de luz o aparato que pueda desvelarte. 

7. Trabajar o estudiar
Antes de meterte en la cama ya tienes que estar relajado, no dejes que las preocupaciones del trabajo o los estudios te quiten el sueño: cierra el ordenador o los libros con suficiente tiempo como para despejarte y airear tu mente. 

8. Ducha con agua fría
El agua fría estimula, así que reserva las duchas heladas para esas horas iniciales del día en las que necesitas un aporte extra de energía. 

9. Iniciar una discusión
No podemos olvidarnos de uno de los hábitos más desequilibrantes: las discusiones de pareja. Si esto ocurre, mejor que te levantes de la cama, leas un rato en el salón y vuelvas al dormitorio más seren@ y relajad@.  

10. Cambiar la rutina
Establece una rutina previa al descanso nocturno e intenta mantenerla todos lo días de la semana. De esta forma, tu cuerpo recibirá el mensaje, se irá preparando y relajando hasta alcanzar un nivel de bienestar idóneo para dormir del tirón.

10 cosas que SÍ debes hacer antes de dormir

Fuente: Pixabay CC0


1. Cenas ligeras 
Para dormir bien y levantarte como nuev@, apuesta por verduras, alimentos ricos en proteínas, almendras, lácteos... Es decir, prepara cenas ligeras y consume dichos alimentos 3 horas antes de ni tan siquiera pensar en meterte en la cama. 

2. Practicar ejercicio moderado
Dar un paseo antes de cenar o realizar cualquier tipo de ejercicio moderado, adaptado a tu condición física, te ayudará a descargar energía y olvidarte de las preocupaciones diarias. ¡Es muy recomendable!

3. Ducha con agua templada 
Ni muy fría ni muy caliente, pero el agua templada sí te ayudará a alcanzar un estado de relajación óptimo.  

4. Lavar tu rostro con agua templada y desmaquíllate antes de acostarte
Aunque el sueño pueda contigo, no te vayas a la cama sin desmaquillarte y lavarte la cara para eliminar las impurezas y la suciedad que se acumula en el rostro a lo largo del día. 

5. Beber un vaso de leche templada o una infusión relajante
Como señalábamos en puntos anteriores, beber alcohol o sustancias con cafeína puede resultar verdaderamente perjudicial. Ahora bien, puedes beber un vasito de leche caliente o una infusión como el poleo o la tila.  

6. Realizar un masaje relajante con crema hidratante
Para completar ese 'momento zen' que iniciaste con la ducha caliente y los tratamientos faciales pertinentes, una vez en la cama (ficha estas opciones en Conforama), puedes hacerte un masaje relajante por todo el cuerpo con movimientos circulares y ascendentes. Si utilizas una crema hidratante que contenga algún ingrediente relajante, como la lavanda, mejor que mejor. 

7. Utilizar un pijama limpio o líberate de ropa
Dormir desnudo reporta numerosos beneficios, no solo a nivel personal, sino también en el ámbito de las relaciones de pareja. Aunque si te resulta incómodo, recuerda cambiarte justo antes de meterte en la cama y echar el conjunto a lavar al menos una vez a la semana. 

8. Planificar tu mañana con antelación 
¿No querrás que los problemas o tareas pendientes te acechen a altas horas de la madrugada? Evita esta desagradable sensación de estrés planificando tu día con antelación. ¡Dormirás como un bebé!

9. Leer o meditar
Cada vez son más los aficionados a la meditación que se benefician de su poder relajante, desestresante... Aunque cada persona es un mundo y no a todos nos sirven los mismos consejos, así que descubre aquella actividad que se adapte a tus necesidades o preferencias, bien sea leer o contar ovejitas ;)

10. Apostar por alguna de las técnicas de relajación más exitosas a la hora de dormir bien
Existen cientos de miles de técnicas relajantes, aunque nosotros hoy te proponemos la siguiente:

- Recuéstate sobre la cama en una postura cómoda y cierra los ojos.  
- Toma aire por la nariz durante 4 segundos. 
- Mantén el aire en los pulmones durante otros 7 segundos.
- Expira muy despacio contando mentalmente hasta 8.   

Ahora que ya sabes qué debes hacer antes de dormir, entra en la sección de 'Dormitorios y colchones' de Conforama y diviértete eligiendo entre la grandísima variedad de marcas de primera línea de estructuras de cama, somieres, colchones...

No lo dudes, ¡el soporte que tu descanso necesita!

Fuente: CONFORAMA


¡Dulces sueños =)!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos