comunidades

Calendario de limpieza y mantenimiento: ¡puesta a punto de casa de cara al 'nuevo curso'!

Después de unas semanas de relax y desconexión, toca volver a la rutina y poner a punto vuestro hogar. Os proponemos eliminar todo aquello que supone un lastre y limpiar a fondo cada estancia. Una labor esencial para purificar el ambiente de casa y empezar con buen pie de cara al 'nuevo curso'.

El mantenimiento también resulta esencial, para ello, contamos con la inestimable ayuda de Roomba®, expertos en la limpieza sencilla e inteligente

Seguid leyendo para descubrir su último lanzamiento y dos calendarios de limpieza que os resultarán de gran ayuda para la vuelta de vacaciones. 

¡Empezamos!



¡No sin vuestro bullet journal!
Lo más importante de todo es que no perdáis el control con el agobio posvacacional. Comprad un calendario y anotad las tareas preferentes y cuestiones que tengáis pendientes para esas primeras semanas de vuelta a la realidad.

Este proceso de agendar puede resultar tremendamente creativo. Posiblemente hayáis oído hablar de los bullet journals o sistemas de organización personal, ¿os apetece crear el vuestro?

Básicamente, consisten en cuadernos sencillos, divididos por meses, semanas... en los que se listan los diferentes quehaceres. Existen diseños de lo más sencillos y otros, perfectos para los aficionados a las manualidades, muy elaborados e inspiradores. Esta idea os puede servir de modelo:  



Tareas de limpieza para después del verano
Una vez tenéis preparado el diseño de vuestro bullet journal y habéis encontrado el hueco ideal para poneros 'manos a la obra', vamos a repasar esas tareas con las que tendréis que rellenarlo:  

1º - Inventario: revisad los productos y utensilios con los que contáis y apuntad aquellos que os faltan para haceros con ellos antes de que llegue 'el día de'.

Una vez hayáis tachado este punto de vuestro calendario, recordad que conviene dividir la limpieza de la casa por estancias, empezando por las habitaciones. 

2º - Dormitorios, salón y recibidor: 

- Vaciad todos los armarios, estanterías, aparadores..., limpiad el interior de los mismos y volved a poner las cosas en su sitio. 

- Aprovechad este momento para deshaceros de todo aquello que os sobra: la ropa que no os ponéis, los objetos que os han dejado de gustar o resultar útiles... En definitiva, todo aquello que no os haga verdaderamente felices. Esta es la filosofía que aplica el popular 'Método Marie Kondo', que podréis consultar en su libro La magia del orden. A modo de resumen, deciros que consiste en dividir los objetos y accesorios por categorías en función de su utilidad; de tal forma que si no los habéis utilizado en el último año, posiblemente podáis (y debáis) regalarlos, darlos o tirarlos. Esta doctrina es mucho más compleja y tiene cientos de matices de los que os recomendamos investigar, sobre todo en relación a ese halo espiritual que lo envuelve y que, sin lugar a dudas, lo distingue de otros métodos mucho menos interesantes y profundos.  

- Los textiles también merecerán gran parte de vuestra atención. Descolgad las cortinas, cambiad la ropa de cama... ¡Ha llegado la hora de poner lavadoras! Asimismo, valorad si debéis llevar las alfombras y tapicerías a la tintorería. 

- Una vez hayáis puesto al día el contenido, pasad al continente. Estableciendo como base un orden 'de arriba abajo', empezad limpiando los techos, las paredes, la superficie de los muebles y, en último lugar, el suelo. 
 
3º - Cuartos de baño:

- En este caso os recomendamos centraros en los revestimientos, las juntas de los azulejos y aquellos puntos escondidos o de difícil acceso en el día a día.  

4º - Cocina:

- Si hay una estancia que requiere de una limpieza regular y periódica, esa es la cocina. Dando por hecho que estáis puestos al día en las tareas de limpieza más rutinarias, centraos en los detalles y rincones, tales como los techos, los azulejos, el interior de los armarios, los electrodomésticos... 

Fuente: Pixabay CC0


Mantenimiento - La limpieza del hogar, ¡más fácil que nunca!
De nada servirá todo el esfuerzo realizado si luego no conserváis una serie de hábitos de mantenimiento. ¡Que no cunda el pánico! Sabemos que muchos de vosotros tenéis muy poquito tiempo para dedicarlo a tantísimas tareas. Se acabaron los minutos tediosos de pasar la aspiradora por toda la casa para eliminar ácaros, pelusas, pelos... ¡iRobot Roomba 896 lo hará por vosotros!  
 
Sin ningún tipo de esfuerzo, mantendrá limpia vuestra casa, aspirando donde los otros robots y aspiradores tradicionales no llegan. Sí sí, los recovecos, esquinas y espacios de difícil acceso no suponen ningún problema para la última incorporación a la familia Roomba®; ¡todo lo contrario!

A través de su sistema de limpieza en 3 fases 'AeroForce' con hasta 5 veces más potencia de succión: levanta, extrae y succiona la suciedad, barriendo perfectamente los bordes de las paredes y cualquier rincón.  

Apto para todo tipo de suelos, además, cuenta con conectividad WiFi y una app móvil, iRobot Home, que os permitirá activar el robot, programar la limpieza, recibir notificaciones y supervisar su funcionamiento desde cualquier lugar. 

Fuente: ROOMBA


Además, os proponemos un sencillo calendario de tareas que os puede servir de gran ayuda a la hora de organizar las diferentes labores y llevar la limpieza de casa al día: 

Lunes - cocina y comedor: limpiar el fregadero, la encimera y los fuegos. Reparar los armarios y la despensa por fuera. Limpiar el microondas y la nevera, las puertas, paredes y ventajas. Quitar el polvo. Fregar.

Martes - salón: airear los cojines, las fundas y cortinas. Limpiar interruptores y eliminar el polvo. Ordenar las estanterías y vitrinas o aparadores. Regar las plantas. Fregar.

Miércoles - baños: limpiar el lavabo, espejo y váter. Repasar la ducha, mampara, puerta y ventana. Vaciar la papelera. Fregar.

Jueves - dormitorios: cambiar la ropa de cama. Ordenar armarios y cajones. Limpiar el polvo. Vaciar las papeleras. Limpiar las puertas, paredes y ventanas. Fregar. 

Viernes - despacho y hall: ordenar muebles. Vaciar las papeleras. Limpiar las puertas, paredes y ventanas. Eliminar el polvo. Fregar. 

A diario: airear la casa completa. Lavar los platos. Limpiar la encimera, la mesa del comedor u office. Pasar el cuarto de baño por encima. Sacar la basura... ¡y activar Roomba®!

Fuente: ROOMBA


Bien porque tengáis mascotas, os dé alergia el polvo o, simplemente, porque os guste mantener vuestro hogar en perfecto estado de revista, iRobot Roomba 896 se convertirá en vuestro mejor aliado. Podéis pinchar en este enlace para consultar más información y haceros con este novedoso sistema de limpieza.

¡Que la vuelta de las vacaciones no pueda con vosotros (ni con la limpieza de vuestro hogar)!

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos