Vivienda Saludable Idea guardada 39 veces
La valoración media de 78 personas es: Excelente

¿Minipiso? ¡Maxiconsejos! Las mejores ideas para casas muy pequeñas




¿Quién no desearía disfrutar de una casa amplia, espaciosa y llena de luz? ¿Qué nos decís de una casa decorada en vuestro estilo y que exprese lo mejor de vosotros, sus anfitriones? Parece un sueño, ¿verdad? Pero es más sencillo de lo que creéis. ¡Cierto es que no podemos hacer vuestra casa más grande! Pero hay otras formas de incrementar el espacio visualmente, así como de ajustar ciertas zonas y muebles para que no parezca tan pequeña. ¿Queréis descubrirlas con nosotros? ¡Traemos una lista cargada de consejos que pueden inspiraros!

Luz y color de las paredes

Un primer aspecto al que deberíamos prestar atención y dedicarle al menos un par de días es al color de las paredes, así como al tipo de cortinas y de ventanas que tengamos en casa. Si vivís en un piso de alquiler, consultad a vuestro casero sobre la posibilidad de cambiar el color de las paredes. Seguramente, no tendrá problema en que cambiéis el color de las mismas, ¡siempre y cuando sea en tonos parecidos y nada estridentes, claro! Optad por dar una nueva vida a vuestros hogares gracias a tonos neutros o, incluso, al color blanco. ¿Qué tonalidad representa mejor la sensación de amplitud? Olvidaos de esos consejos arcaicos que afirman que el blanco es un color 'sucio' o 'que no dice nada'. ¡Está más de moda que nunca y será vuestra gran baza para potenciar la sensación de espacio!

Cambiado el color de las paredes, llega la hora de mirar hacia las ventanas. Fijaos: ¿pasa por ellas toda la luz natural que podéis conseguir en casa? ¿O, en cambio, el tipo de cortinas o de persianas no hacen ningún favor a la luminosidad de vuestro hogar? Revisad las persianas y pensad si es hora de cambiarlas. A su vez, haceos con estores de tonos neutros, beige o blancos. La luz se reflejará mucho mejor y cada ambiente tendrá vida nueva, ¡prometido! Si además, tenéis la suerte de contar con un piso pequeño pero luminoso, mayor razón para potenciar los puntos de luz natural.



¡Larga vida a lo diáfano y funcional!

Las tendencias decorativas del momento están de vuestra parte: se lleva el minimalismo con toques cálidos y la decoración funcional y diáfana. Por ello, os invitamos a que echéis un vistazo en blogs, editoriales, Pinterest o en nuestro canal de decoración, donde podréis comprobar cómo el diseño nórdico y funcional es la gran apuesta atemporal que nunca falla. Haceos amig@s de los muebles modulares y de los accesorios polivalentes que podáis mover e incluso esconder fácilmente cuando tengáis visita. ¡Vuestra minicasa puede tener mucho encanto y a la vez estar dotada de todos los requisitos que precisa un hogar!

Si vivís en un pequeño loft, el ambiente diáfano se puede convertir en el principal reclamo de vuestro hogar. La cocina americana tiene muchas posibilidades decorativas y resulta muy acogedora al permitir la interactuación con los invitados. Colocad un par de taburetes plegables para esas visitas inesperadas que pueden convertir vuestra noche en una gran velada cocinando entre amigos. Además, haceos con carritos para el menaje o utensilios de cocina y con algunas cajas estéticas que permitan guardar ciertos trastos que no deseáis que estén a la vista.

En el baño, ¡más de lo mismo! Vuestro minicuarto de aseo puede ser un lugar de confort si sabéis aprovecharlo. Huid de excesos decorativos y potenciad el 'menos es más'. Un espejo industrial, los sanitarios imprescindibles y una alfombra bastarán para darle la vida que necesita. ¿La cortina de la ducha? Mejor sin estampados ni colores fuertes que visualmente reduzcan el espacio. Un mueble funcional y pequeño lleno de compartimentos bastará para guardar los productos de higiene personal.
Si os encanta el diseño y no queréis renunciar a él, elegid unos cuantos marcos en blanco y negro para colocar algunas láminas que den 'un rollo especial' a las paredes. ¡El blanco y negro siempre es éxito asegurado!




La habitación, ¡vuestro pequeño feudo!

Es el lugar, junto al salón comedor, donde más tiempo vais a pasar con total probabilidad. Aquí los textiles ocuparán un protagonismo clave, por lo que os recomendamos hacer uso de confortables y cariñosos materiales. Elegid otra vez tonos claros, tierra y crudos y decid 'NO' a la excentricidad de muebles y accesorios barrocos, solo permitidos en ambientes grandes. Reciclad, donad o guardad en otro lugar todo aquello que sobre. Pero, sed honestos con vosotr@s mism@s, ¡que sobre de verdad! Hay cantidad de objetos por los que sentimos un apego sin explicación. Seguro que hay más personas que los necesitan en sus vidas, ¡pensadlo así!

¿Necesitáis un escritorio sí o sí? Haced que 'salga de la pared' y, a ser posible, que se pliegue. Las estanterías, baldas y cestas también os permitirán aprovechar el reducido espacio. Si apenas tenéis un armario y en él no os cabe toda la ropa, ¿habéis pensado en la posibilidad de comprar un riel para tenerla a mano en cualquier rincón de la habitación? Son estéticos y funcionales. Además, una escalera o un taburete decorativo podrán cumplir la función de guardar otros accesorios a la vez que decoran. 






Salón-comedor y entrada

¡Más de lo mismo! Minimalismo, funcionalidad y estética serán vuestras premisas para decorar estos ambientes. Si tenéis muchos libros de los que no queréis desprenderos, pero a la vez necesitáis una mesita donde colocar una pequeña lámpara, ¿habéis pensado en apilarlos para que estos cumplan dicha función? Si son revistas de moda o de decoración, ¡valen también!

Separad los ambientes con estanterías modulares y utilizad, ¡lo habéis adivinado!, tonos claros y materiales suaves y cálidos como la madera o el mimbre. Quedan fenomenal en ambientes nórdicos y, visualmente, proporcionan paz y confort. La pequeña mesa para comer mientras disfrutáis de vuestra serie favorita puede ser plegable o, en su defecto, elevable y dueña de compartimentos. Esto hará que podáis utilizarla para otras cosas, no solo para comer o cenar.

¿Sabéis que no tenéis por qué renunciar a un recibidor bonito, verdad? Tengáis o no suficiente espacio, podéis separar el ambiente gracias a 'un par de cosas bonitas'. En la entrada, colocad vuestra lámina favorita en la pared y un zapatero de reducido tamaño. Bastará con una sencilla planta para firmar vuestra 'minientrada' con encanto. Y, un último consejo aplicable a todo vuestro minipiso: si el blanco o el beige os parecen aburridos, ¡elegid el 'black & white' para dar estilo a vuestra casa sin recargar el ambiente!




¿A que con todos estos consejos parece más posible o cercana la idea de renovar vuestro minipiso?  ¡Con cariño, sentido común e inspiración podréis conseguirlo!

Completad la información en Vivienda Saludable. ¡Os esperamos en el próximo capítulo! 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos