Decoración

Alrededor de Ana Idea guardada 20 veces
La valoración media de 71 personas es: Muy buena

7 consejos para el cambio de armario

Cambio de Armario Express

Visto en El Mueble
Qué largo se me ha hecho el invierno este año, ha sido especialmente frío y lluvioso. Hacía tiempo que no recordaba un invierno tan largo y tan duro.

Estaba claro que algún día iba a terminar, y que dejaría paso a la primavera y al buen tiempo, y ¡por fin ese día ha llegado!

Yo soy más de calorcito, porque me gusta hacer planes en la calle, tomar algo en las terracitas y llevar menos ropa encima. Así que estoy encantada con este tiempo.

Cambio de tiempo, significa cambio de armario. Hay que desempolvar los zapatos abiertos, los vestidos vaporosos, las camisetas de manga corta y guardar abrigos, bufandas, guantes, botas...

Lo sé, estás pensando en la pereza que te da hacer tu cambio de armario y si tienes hijos pequeños, probablemente te toque también hacer el suyo.
Pero estoy segura de que con estos 7 consejos que te traigo hoy, te será mucho más llevadero y disfrutarás de hacer el cambio de armario tanto como yo.

1. Eliminar para triunfar

Es un mantra en mi blog, pero lo primero que tienes que hacer para organizar tu armario, es deshacerte de todo aquello que ya no quieres (sea por la razón que sea).
Saca todo lo que tienes dentro del armario, manda al montón de ya no lo quiero, la ropa, complementos y calzado que ya no quieres y lo demás a lavar o a guardar. Puedes donar, vender o reciclar lo que has descartado, siempre es bueno dar una segunda oportunidad a nuestras pertenencias.

2. Aprovecha para unificar tus perchas

La uniformidad en tu armario de materiales y de colores, contribuye también al orden que te hacen sentir.

Un armario con perchas del mismo material y del mismo color, contribuye a esa sensación de orden que buscas. Intenta que las perchas sean uniformes tanto en tamaño, como en material y color y disfruta de lo que te transmite.

3. Da vida a tus cajones


Después de unificar el interior de tu armario, le toca el turno a tus cajones. Utiliza organizadores de cajón, si pueden ser flexibles mucho mejor, para organizar el interior de tus cajones. Adapta cada organizador al tamaño de las prendas que contendrá, para evitar que éstas rueden por el cajón y se entremezclen con otras prendas.

4. Dale color a tu armario


Un paso más para organizar tu armario y tus cajones, además de clasificar tu ropa por categoría y tamaño, es hacerlo por tonalidades. Ve de más claro a más oscuro y disfruta de la armonía de tu armario.

Teniendo la ropa por colores nos ayuda a elegir lo que ponernos cada mañana, ahorrándonos tiempo en la decisión. Además, así serás consciente de la cantidad de camisetas blancas que tienes.

5. Siente la importancia de cada prenda

Una vez que has sacado todo de tu armario y de tus cajones, tienes espacio suficiente para colocar la ropa, calzado y complementos de verano.

Coloca prenda por prenda, siendo consciente de la importancia que tiene para ti y clasificalas por categorías (faldas, camisetas manga corta, camisetas tirantes, vestidos) y por tamaño (de más largo a más corto).

6. Guarda cada prenda como corresponde


Hay prendas que deben guardarse colgadas y otras están mejor dobladas. Para decidir si colgar o doblar una prenda, piensa en si se arrugará al doblarla o si se deformará al colgarla.

La ropa que guardes doblada, hazlo de forma vertical para aprovechar más el espacio de los cajones y ver todas las prendas que posees.
TRUCO: Cuando cuelgues las camisas y las blusas, acuerdate de abrochar el primer botón para que no se resbalen y caigan al suelo del armario.

7. Aprovecha todo el espacio de tu armario


Coloca en la parte más alta y más baja del armario, lo que te pones más esporádicamente y en la parte central lo que vas a usar a diario.

Usa las puertas del armario para colocar ganchos en los que colgar tus collares.

Si las baldas son muy profundas, pon una caja en la que colocar tus prendas, siempre en vertical, y etiqueta la caja para saber lo que contiene. Cuando quieras coger algo de esa estantería, sólo tendrás que extraer la caja y no desordenarás nada. Toca ponerse manos a la obra y disfrutar haciendo el cambio de armario, ponte buena música y ¡a por ello!

TU TURNO: ¿Odias o amas hacer el cambio de armario? ¿Qué prenda te da más quebraderos de cabeza a la hora de guardarla?

Fuente: este post proviene de Alrededor de Ana, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Deja entrar el verano en tu salón

Esta mañana cuando venía al trabajo, estaba pensando que mi salón me da calor sólo con mirarlo. Y es que todavía tengo puestas las cortinas tupidas en el mirador del salón, la alfombra de pelo largo, ...

7 consejos para el cambio de armario

Visto en El Mueble Qué largo se me ha hecho el invierno este año, ha sido especialmente frío y lluvioso. Hacía tiempo que no recordaba un invierno tan largo y tan duro. Estaba claro que algún día iba ...

Recomendamos