Orion Idea guardada 59 veces
La valoración media de 241 personas es: Muy buena

Cómo localizar el hormiguero para librarse de la plaga para siempre

¿Sabías que hay casi un millón de hormigas por cada persona de la Tierra? ¡Es alucinante! Estos diminutos insectos son un objeto de estudio muy interesante. Tal vez sea por sus capacidades físicas, pues son capaces de levantar varias veces su peso, pero, sin duda alguna, lo que más llama la atención de las colonias de hormigas es su organización.

Dentro de un hormiguero hay varios 'puestos', dependiendo del trabajo de que desempeñe la hormiga en cuestión. Las reinas son las encargadas de formar la colonia poniendo los huevos, mientras que las hormigas obreras se encargan de construir el hormiguero y de abastecerlo de alimento. Las marabuntas que se ven en la calle están formadas por hormigas de este tipo. Sin embargo, la calle no es el único sitio en donde podemos encontrarnos hormigas obreras, también podemos verlas en el interior de nuestro hogar.



Si te has cruzado con una de estas pequeñas amiguitas por casa, seguro que te habrás preguntado, ¿de dónde ha salido esta hormiga? Pues desde Orion te traemos la respuesta. Vamos a ayudarte a localizar el foco de la plaga de hormigas.

¿Ver una hormiga implica que hay un hormiguero en casa?

El primer reto que se nos presenta cuando vemos una hormiga en casa es descubrir su procedencia. Aunque no lo creas, encontrar una sola hormiga no quiere decir que se haya colado en nuestro hogar a buscar alimento porque tenga hambre en ese momento. Esto puede ser un indicador de que hay un hormiguero en algún lugar de la casa, pero ¿por qué está sola? 

Esa hormiga que te has encontrado dando vueltas por tu hogar es una obrera. Como hemos dicho anteriormente, las obreras se encargan tanto de construir el hormiguero como de llevar el alimento a la colonia. Lamentablemente, esa amiguita no está buscando materiales para construir una nueva habitación en el ala este del hormiguero, sino que está buscando una fuente de alimentación. Lo normal es que las obreras manden a alguna exploradora en busca de comida, luego, esta regresará al nido marcando un rastro de feromonas que guiarán al resto hacia el alimento. 

Entonces, ¿eso quiere decir que tengo un hormiguero en casa? No necesariamente, pero puede anunciar el inicio de un problema, por eso es muy importante que no mates a esa hormiga. Una manera de localizar el nido de una plaga es seguirla y ver el camino que toma, puede que salga por el mismo sitio por el que entró o que te dirija hacia el hormiguero. 

Fuente: Pixabay

En qué lugares es más probable que aniden las hormigas

Si tienes jardín en tu casa, lo más seguro es que la hormiga u hormigas hayan salido de ahí. Sin embargo, no es el único lugar en el que estos insectos pueden formar un hormiguero. Normalmente, los lugares más propensos a albergar un nido de hormigas son la cocina y el baño. Esto se debe a una simple razón de supervivencia, pues es en estas estancias donde hay agua y comida. ¡La humedad es un factor muy importante para su óptimo desarrollo! Aún así, los hormigueros pueden estar en cualquier punto de la casa.

Las hormigas pueden acceder desde las rendijas, lo que quiere decir que pueden 'hospedarse' en cualquier recoveco de tu hogar. Por eso mismo, es muy importante que no mates a la exploradora que veas dando vueltas por tu suelo. Obsérvala muy atentamente para asegurarte al 100% de su procedencia.

El hormiguero puede encontrarse tanto en el suelo como en el techo, incluso en las paredes. ¡Cualquier sitio vale! Los lugares más propensos a albergar nidos son:

- Cuadros eléctricos.
- Macetas.
- Baldosas o tablas sueltas en el suelo.
- Falsos techos.

La mejor opción en estos casos es usar un insecticida permanente. El Cebo matahormigas gel de Orion tiene efecto retardado, su fórmula con atrayentes hace que se acerquen las cucarachas y coman el veneno. Su efecto retardado permite que vuelvan al nido con la comida infectada y compartan el alimento contaminado provocando un efecto en cadena que acaba con la colonia en una semana.



Como hemos señalado, estos insectos pueden entrar por cualquier hueco, aunque, seamos sinceros, siempre hay lugares más accesibles que otros, como las ventanas y las puertas. Es en estos sitios en los que debes tener más precaución, sobre todo si son de madera. Este material suele atraer a las hormigas con mayor facilidad que otros, ya que puede tener agujeros producidos por el paso del tiempo o por la carcoma. 

En el caso de que ya tengas hormigas en casa o quieres prevenirlas, te aconsejamos tenderles una emboscada en estos sitios. Si observas alguna rendija o agujero en puertas y ventanas, coloca un poco de gel de la Jeringa matahormigas con alto poder de atracción. Así, no solo evitarás que entren, sino que también se llevarán el producto al hormiguero y actuará en el origen del problema.



En resumen, si ves una hormiga dando vueltas por casa, ¡no la mates! Observa hacia dónde se dirige y responde de una manera contundente. ¡Di adiós a estas molestas compañeras de piso!
Advertisement

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos